Ocio

Dinópolis llena con sus rugidos el verano de Teruel

El parque temático enseña de una manera divertida y didáctica la historia de los dinosaurios con una visita interactiva al pasado.

Desde 230 millones de años atrás hasta hace 65 los dinosaurios dominaron la Tierra. Hay dos teorías principales sobre su extinción. La primera, que un gran meteorito produjo una fuerte alteración climática que hizo que no sobrevivieran; la otra, que se extinguieron por un cambio progresivo en el clima. Lo que es seguro es que habitaron en la Península, como demuestran, entre otros, los centenares de yacimientos encontrados en Teruel desde hace más de 50 años, y que impulsaron a la ciudad aragonesa a crear Dinópolis en 2001. Un parque temático que ofrece diversión y aprendizaje para toda la familia.

Y es que Dinópolis presenta tanto completos museos de dinosaurios y homínidos, donde mayores y niños pueden aprender la historia de la evolución, como atracciones, juegos o películas 3D, para divertir a los más pequeños. Los centenares de yacimientos paleontológicos encontrados en la provincia permiten al parque contar con un completo museo en el que se exponen réplicas y originales de todo tipo de especies desde que se originó la vida en la tierra. Desde trilobites -los seres vivos más antiguos de los que se ha conservado registro paleontológico-, hasta réplicas a tamaño real de una decena de dinosaurios entre los que destaca el tiranosaurio rex, o recreaciones originales de mamíferos como el mamut o el oso de las cavernas. La joya de la corona son los huesos de un turiasaurus. Un saurópodo que se descubrió en Teruel en 2003 y que es el dinosaurio más grande encontrado en Europa y el más completo de los denominados gigantes.

En Dinópolis también se puede viajar al pasado para ver el origen de los dinosaurios hasta su extinción, asistir a una película en 3D con una cría de saurópodo como personaje estrella, ver una actuación en la que el protagonista es una recreación hiperrealista de un tiranosaurio rex, y completar la visita con juegos y atracciones para los más pequeños.

Territorio Dinópolis es posible gracias al abundante legado paleontológico de Teruel, que cuenta con centenares de yacimientos que aumentan sin parar. Sólo en los últimos seis años se han encontrado más de cien. Los hallazgos empezaron en los años cincuenta, cuando un vecino de Galve, José María Herrero, se dedicó a buscar y recolectar huesos de dinosaurio como un hobby. Ya en 1987 se descubrió que unos de los huesos hallados pertenecían a un nuevo dinosaurio al que se bautizó aragosaurus. Ahora en Teruel se trabaja constantemente con grupos de paleontólogos para encontrar nuevos dinosaurios y yacimientos. El propio director gerente de la Fundación Conjunto Paleonológico de Teruel-Dinópolis, Luis Alcalá, reconoce que el parque pronto tendrá un nuevo inquilino: "Estamos encontrando cosas que no sabemos qué son. Los huesos siguen en el yacimiento y los estamos sacando. No es ninguno de los dinosaurios que conocemos".