Inyección de recursos

MCH Private Equity se hace con la mayoría de Conservas Isabel

El fondo MCH Private Equity controlará Conservas Isabel tras comprar la mayoría accionarial a la familia Garavilla, titular hasta ahora del 95% del capital.

MCH Private Equity entra en Conservas Isabel para que afronte una compra
MCH Private Equity entra en Conservas Isabel para que afronte una compra

La operación, según fuentes consultadas, permitirá una importante inyección de recursos que, posiblemente, se destine a realizar una compra de otra conservera del sector, posiblemente en Sudamérica donde ya tiene presencia a través de una planta en Ecuador. Tampoco se descarta otra operación corporativa.

El futuro diseñado para Conservas Garavilla, cuya principal marca es Isabel, pasa por su crecimiento. La sociedad de capital riesgo MCH Private Equity ha decido sumarse a esta estrategia y entrar en su capital para apuntalar su capital.

MCH Private ha cerrado un acuerdo con los accionistas de referencia, la familia Garavilla, para hacerse con un importante porcentaje accionarial que podría incluir tomar el control mayoritario. MCH Private Equity utilizará su Fondo III, dotado con 250 millones, para tomar posiciones en Conservas Garavilla. Su Fondo II, junto a Triatlantic -antiguo Lehman en España-, controla el 75% de Talgo.

La sociedad de capital riesgo en la que Jaime Hernández-Soto y Javier Herrero, ex vicepresidente y consejero delegado de Iberdrola, son dos de los socios, está dispuesta a apoyar al actual equipo gestor de la compañía conservera en su desarrollo. En este caso está previsto que el actual primer ejecutivo, Juan Corrales, siga al frente de la compañía. También Estanislao Garavilla, su presidente.

Crecimiento corporativo

MCH, afirman fuentes del sector, ha optado por utilizar el modelo de capital desarrollo que tiene como objetivo la participación en empresas que buscan la creación de valor mediante el incremento de la capacidad productiva, entrada en nuevos mercados y la consolidación sectorial vía adquisiciones. Es, en este último capítulo, donde Conservas Garavilla espera centrar sus esfuerzos.

La compañía, con sede en Bermeo (Vizcaya) y en la que Axis, el fondo de capital riesgo del ICO tiene un 5% del capital, puede, tras la inyección de recursos, afrontar la compra de otra sociedad del sector, posiblemente en Sudamérica, donde ya tiene presencia a través de una planta en Ecuador. Tampoco se descarta otra operación corporativa en Europa.