Por la incertidumbre por la crisis en la zona euro

La OPEP considera que no hay espacio para aumentar la oferta de crudo

La OPEP estima que no habrá "espacio" este año para aumentar su oferta de crudo debido a un fuerte aumento de los suministros de sus competidores, el alto nivel de las reservas almacenadas en los países consumidores y la incertidumbre por la crisis en la zona euro.

En su informe mensual publicado hoy, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) confirmó su expectativa de que la demanda de crudo crecerá en 2010 un 1,12% respecto a la de 2009, hasta situarse en los 85,37 millones de barriles diarios (mbd).

Con ello, mantuvo sin cambios los cálculos efectuados hace un mes sobre el crecimiento anual del consumo, que espera provenga casi totalmente de las economías emergentes y se contraiga en las naciones industrializadas.

En el primer trimestre de 2010, "el masivo descenso en el consumo petrolero de Europa, en un millón de bd, provocó una reducción (interanual) de 0,8 mbd" en la totalidad de los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

Para todo el año, la OPEP prevé que la demanda europea retroceda un 4%, una tendencia liderada por Alemania, Reino Unido, Francia e Italia, donde la contracción anual del consumo de "oro negro" alcanzaría el 8%.

Los expertos de la organización advierten de que la situación en la zona euro, donde los desafíos "parecen estar lejos de una solución", debe "ser observado muy atentamente".

La crisis de deuda en varias economías europeas y la aplicación de rigurosos ajustes fiscales "están causando una caída adicional del consumo de petróleo", destacan en el informe.

Por otro lado, la OPEP revisó al alza la oferta petrolera de los países no miembros de la organización, al cifrarla en 51,78 mbd, 640.000 bd más que en 2009 y 110.000 bd más que lo estimado en el informe anterior.

Respecto al nivel de los inventarios (reservas almacenadas) de crudo y derivados, los expertos del grupo de doce países resaltaron que esas existencias han continuado aumentando en Estados Unidos y en Japón, al tiempo que siguen también elevados los barriles acumulados en buques.

"Aunque la demanda ha visto alguna mejora recientemente, ésta ha estado más que compensada por un mayor aumento en los suministros. Además, a la vista de los riesgos actuales, hay una considerable incertidumbre sobre el desarrollo en el segundo semestre", añaden.

Esa percepción de incertidumbre, junto al "creciente desequilibrio entre la oferta y la demanda, subraya la necesidad de un acercamiento muy cauteloso a la hora de evaluar el desarrollo del mercado", advierte la OPEP.

Y es que dada la situación física del mercado petrolero, calculan que el volumen de barriles que el mundo requerirá de sus países miembros será este año de una media de 28,77 mbd, menor en 175.000 bd a la demanda de 2009, cuando ya había caído en 2,4 mbd respecto a 2008. "Esto no debería dejar ningún espacio para suministros adicionales de crudo en el mercado", estima la OPEP.

Los ministros de la OPEP tienen previsto reunirse en octubre en Viena para revisar la situación del mercado y reajustar eventualmente el nivel de su oferta, que ha ido aumentando mes a mes a pesar de que sigue vigente la cuota conjunta de producción que entró en vigor el 1 de enero de 2009.

Según las cifras publicadas en el informe, el bombeo del grupo siguió aumentando el mes pasado hasta totalizar los 29,26 mbd, 140.900 más que en abril, debido principalmente a un fuerte incremento de la producción iraquí.