Publica el 'Financial Times'

Alemania exige una dura regulación porque los mercados "están descontrolados"

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, afirmó que está convencido de que "los mercados están descontrolados" y necesitan "una regulación de verdad".

En una entrevista que publica hoy el Financial Times, Scháuble señala que el mayor problema es el que afecta a la confianza en la capacidad de la UE, y especialmente de los 16 miembros de la zona del euro, para controlar su deuda y sus déficit tal y como prometieron.

"Esa es la tarea que debemos acometer. Lo que no cambia en nada la necesidad de regular los mercados financieros", dice el político cristianodemócrata. "Un mercado no funciona como es debido si hay un total desequilibrio entre riesgos y recompensas", afirma Schäuble, según el cual "es precisa la transparencia".

"Dada la complejidad de la moderna tecnología, el individuo debe poder juzgar lo que hace. De ahí que sea preciso estandarizar los productos e imponer la transparencia para todos los participantes en el mercado", agrega el ministro.

"Hay que regular las transacciones sobre el mostrador, y hay que fijarse asimismo en el ratio entre transacciones financieras e intercambio real de bienes y servicios, que actualmente no tienen relación entre sí", dice Schäuble.

"Comprendo la necesidad de nuevos instrumentos financieros para acometer las enormes tareas que tenemos delante, pero beneficios mínimos del 25% son inimaginables en la economía real. No son sanos", argumenta el político alemán.

Schäuble teme que las negociaciones internacionales en torno a la regulación financiera han perdido parte del impulso inicial, y él está decidido a recuperarlo.

Aunque la idea de un impuesto a las transacciones financieras globales parece haber sido descartada por EE UU y el Fondo Monetario Internacional, Schäuble insiste que el G20 (de países industriales y emergentes) debe volver a estudiarlo "sin prejuicios".

Considera "muy probable" que no haya acuerdo al respecto en la próxima cumbre del G20 en Canadá, el mes próximo, pero dice que volverá a plantearse el debate y "veremos si es posible hacerlo en Europa". "Si sale un "sí", será bueno. Si la respuesta es "no", tendremos que volver a trabajar intensamente para ver si podemos tener un impuesto de ese tipo a nivel europeo", agrega.