Sondea al sector

El supervisor pide a la banca tests de impacto de sus riesgos inmobiliarios

El Banco de España ha pedido a un gran número de entidades que realicen un test de impacto sobre las provisiones de su cartera de inmuebles adjudicados por impago con distintos escenarios. Con este análisis conocerá la situación del riesgo inmobiliario y el efecto que tendría una nueva subida de sus provisiones. El supervisor es partidario de que la banca se desprenda ya de los inmuebles. En contraposición, podría relajar el resto de las provisiones.

El Banco de España lleva casi un año estudiando la posibilidad de subir las provisiones que realiza la banca en sus activos inmobiliarios al 30% si el inmueble o suelo en cuestión lleva dos años en la cartera del banco. Las grandes entidades financieras ya aplican, de hecho, este estricto control pese a que no está en vigor. Pero ahora el gobernador, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, cree que puede haber llegado el momento de dar esa vuelta de tuerca a las provisiones de los activos inmobiliarios adjudicados, ya que pretende que salgan lo antes posible de sus balances. El pasado ejercicio las entidades financieras vieron cómo las provisiones para estos créditos impagados vinculados con el ladrillo e incluidos en balance se duplicaban al pasar sus exigencias del 10% al 20% para los inmuebles con más de un año en su cartera.

Para comprobar el impacto que una nueva subida puede tener en la cuenta de resultados del sistema financiero con una coyuntura económica tan complicada como la actual, el Banco de España ha remitido a varias entidades financieras un test de impacto en el que se analizan varios escenarios de provisiones. La horquilla para estos activos inmobiliarios en cartera fija dos escenarios: uno con una subida del 30% al 35% para los que llevanmás de dos años en balance y en función de sus garantías y riesgo, y otro que iría del 32% hasta el 37%, también en función de su riesgo -suelo urbanizable, rústico, vivienda, etcétera-. Ahora se exige el 10% para los que llevan menos de un año y 20% a partir de 13 meses.

En función de este sondeo el supervisor decidirá cuánto y cuándo incrementará estas dotaciones, aseguran todas las fuentes bancarias consultadas Incluso puede darse el caso, aunque es el menos improbable, de que pese a su intención inicial de subirlas, acabe aparcada su pretensión.

Para contrarrestar ligeramente esta posible subida, la prueba también analiza las provisiones para el resto de los créditos impagados. Para este caso, el test parece ir encaminado a una rebaja de las actuales provisiones exigidas. De esta forma, se podría compensar la subida de dotaciones de los activos inmobiliarios adjudicados, ya que el objetivo es la penalización de éstos últimos para intentar que la banca se desprenda ya de ellos.

Según datos del Banco de España, el sector financiero tiene 165.000 millones en activos inmobiliarios problemáticos, de los que unos que 59.700 millones corresponden a inmuebles o suelo adjudicado.

La morosidad da un respiro al sistema financiero en marzo y cae hasta el 5,33%

Los créditos morosos se redujeron en marzo un 0,77%, hasta 97.466 millones de euros, según los últimos datos publicados por Banco de España. La tasa de morosidad se situó en el tercer mes del año en el 5,33%, lo que supuso la primera caída desde septiembre de 2009. Un mes antes, la dudosidad del sistema era del 5,4%.

Las cajas de ahorros registraron una tasa de mora del 5,35% con un total de 46.757 millones de euros en préstamos impagados. Los bancos no se hallaron muy lejos de esta cifra, cuyos créditos dudosos llegaron al 5,21%, alcanzando en este caso los 41.651 millones. En el mismo mes del ejercicio anterior, la dudosidad de estas entidades era del 4,78% y del 3,56% respectivamente, de forma que los bancos han ido acercando su tasa a la de las entidades de ahorro progresivamente.

Por su parte, los establecimientos financieros de crédito (EFC) elevaron su morosidad hasta el 10,7% (del 10,6% de un mes antes), lamás alta del sector. Las cooperativas de crédito cuentan con la dudosidadmás baja por tipología de entidad, situada en el 4%, cuatro décimas superior a la del mismo periodo del año anterior.

En total, los préstamos concedidos por las entidades financieras alcanzaron los 1.826.996 millones de euros, un 0,55% más que en febrero pero un 2,15% menos que en marzo de 2009,mientras que los créditos dudosos alcanzaron 97.466 millones, 763 millones de eurosmenos que el pasado febrero y 18.066 millones de euros más que un año antes.

Crecen las provisiones

En conjunto, las entidades destinaron hasta marzo 55.892 millones de euros a provisiones, lo que supone un leve descenso del 0,28% respecto a febrero (56.050 millones) pero representa un incremento del 18% respecto al mes de marzo de 2009 (47.382 millones).

Los bancos fueros las entidades que incrementaron en mayor medida sus dotaciones para insolvencias con un crecimiento del 19,4% (23.332 millones), seguidos por las cooperativas de crédito (un 17,2% más hasta los 2.814millones).Muy cerca de estas entidades se halla el aumento en provisiones registrado por las cajas de ahorros, que dotaron 26.203 millones, un 1 7,1% más. Los EFC provisionaron un 12%más hasta los 2.819 millones de euros.