Reestructuración

Nokia cambia de nuevo su cúpula ante la fuerte presión de Apple, RIM y Google

Nokia, el mayor fabricante mundial de móviles, anunció ayer una nueva reestructuración de su cúpula directiva. La segunda en los últimos siete meses y que ha sido interpretada en el mercado como un nuevo intento de la empresa finlandesa de tratar de recuperar posiciones en el negocio de los smartphones donde está sufriendo la presión de grupos como Apple, RIM y Google. En octubre de 2009, Nokia nombró como máximo responsable de su negocio global de móviles a Rick Simonson, que hasta entonces había sido director financiero del grupo. Ahora Simonson va a dejar la empresa y sólo seguirá trabajando como asesor y como consejero de Nokia Siemens Networks. El movimiento no fue bien recibido por las bolsas porque las acciones de Nokia cayeron un 1% en Helsinki.

Dentro de la nueva reestructuración, la compañía nórdica se ha reorganizado en tres grandes divisiones: Soluciones Móviles, que integrará los negocios de sistemas operativos como Symbian y MeeGo y smartphones, Teléfonos Móviles y Mercados. Al frente de la primera va a estar Anssi Vanjoki, uno de los directivos más veteranos del grupo escandinavo, con una antigüedad de casi 20 años.

El segmento de Teléfonos Móviles, donde entrarán los móviles de gama media y baja (una de las áreas de mayor volumen de la firma), estará dirigido por Mary McDowell, hasta ahora responsable de Desarrollo Corporativo y considerada como uno de los pilares de Nokia. Mientras, la división de mercados estará encabezada por Niklas Savander. Además, Nokia ha nombrado a un nuevo responsable de tecnología (CTO), cargo que será para Rich Green, un ex ejecutivo de Sun.

El consejero delegado de Nokia, Olli-Pekka Kallasvuo, defendió los nuevos cambios para hacer frente con rapidez a las oportunidades de crecimiento que se van a presentar en el mundo de los smartphones y los nuevos dispositivos inalámbricos. El directivo indicó que este movimiento permitirá a la empresa construir un portfolio de productos y servicios, así como desarrollar mejores soluciones móviles.

Una dura tarea por delante

Olli-Pekka Kallasvuo señaló en la junta de accionistas de Nokia, celebrada hace pocos días, que 2010 será un año clave. Ahora debe convencer a los mercados de que la estrategia es la correcta para hacer frente a la competencia de rivales como Apple y Google. Según IDC, la empresa de la manzana registró una cuota en el mercado global de smartphones del 16,1% en el primer trimestre, frente al 10,9% del mismo periodo del pasado año. Nokia se mantuvo líder, si bien su cuota de mercado quedó invariable en el 39,3%. RIM cedió algunas posiciones al pasar del 19,4% al 20,9%.