Junta Directiva regional del PP de Madrid

Aguirre dice que Zapatero subordina el beneficio de los españoles a sus deseos de poder

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha dicho que el presidente Rodríguez Zapatero no convoca elecciones anticipadas porque es el ejemplo de como "un político subordina el beneficio de los ciudadanos" a sus deseos de poder, mientras el PP no busca "el poder por el poder" ni "ganar como sea".

Aguirre ha hecho estas declaraciones hoy en su comparecencia ante los casi 350 componentes de la Junta Directiva regional del PP de Madrid, que se ha reunido por primera vez este año, el mismo día que, según ha recordado, se cumplen 14 años de que este partido ganara sus primeras elecciones generales en España.

Una fecha significativa que Aguirre ha aprovechado para pedir a sus compañeros de formación que trabajen intensamente -con el habitual "pico y pala"- los 15 meses que quedan para la celebración de las próximas elecciones municipales y autonómicas y para recordarles que "no estamos solos" en el PP de Madrid, sino que "somos una rama más de un gran partido" que es el PP nacional.

Ha dicho que para lograr el objetivo de renovar mandato la próxima legislatura autonómica, el PP de Madrid cuenta con el "apoyo y la cercanía" del presidente nacional, Mariano Rajoy, a quien ha agradecido que en los dos últimos meses les haya acompañado en tres actos "muy importantes" para los "populares" madrileños.

La presidenta ha reprochado a Rodríguez Zapatero que ofrezca un pacto político sólo "porque sabe que suena bien" y lo ha considerado "una tomadura de pelo" pues en su opinión, lo que debería hacer es "mover ficha" y proponer unas medidas "serias y articuladas" sobre las que discutir.

En cambio, ha dicho que el presidente "convoca un pacto para lograr el aislamiento del PP, del que no le dice sí a todo" cuando, a su juicio, tendría que convocar elecciones generales anticipadas.

"Esto solo lo arreglaremos entre todos con otro Gobierno", ha indicado Aguirre a sus compañeros de formación a los que ha pedido que "arrimen el hombro" para sacar al país de la crisis económica, lo mismo que, ha asegurado, están haciendo los españoles que no tienen trabajo o los empresarios "que se dejan la piel" en busca de financiación.

Ese, según Aguirre, debe ser el objetivo del PP de Madrid a la hora de afrontar las próximas elecciones municipales y autonómicas, y nunca "el poder por el poder", como ha asegurado que le sucede al presidente del Gobierno porque "nosotros -ha afirmado- no queremos ganar como sea".

Ha añadido que el PP de Madrid tiene "quince meses por delante para explicar a los madrileños que somos el partido de la libertad" frente al PSOE que mantiene "una posición escandalosa" con el presidente venezolano Hugo Chávez o con "los hermanos Castro".

Aguirre ha criticado a los "dictadores de la república cubana, que pisotean los derechos mas elementales de sus ciudadanos y llevan a la muerte a un pobre albañil por el único delito de mostrar su disconformidad con el régimen y exigir libertad".

De Chávez ha dicho que "desafía a España con unas declaraciones insultantes" especialmente "contra las víctimas de los asesinos a los que da cobijo" mientras que el Gobierno español se limita a "mandarle una carta" en lugar de llamar a consultas al embajador, lo que impide que nuestro país "sea respetado en el mundo y sobre todo en Iberoamérica".

Ausencia destacada en la Junta de hoy ha sido la del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, que es miembro nato de la Ejecutiva regional del PP, al igual que lo es el vicealcalde, Manuel Cobo, que tampoco ha asistido, en su caso, por estar suspendido temporalmente de militancia a causa de las declaraciones que hizo en un medio informativo contra Aguirre.