Ante un Juzgado de Madrid

Ploder entra en concurso con más de 300 millones de deuda

La constructora Ploder Uicesa ha presentado concurso voluntario de acreedores cuatro meses después de iniciar negociaciones para lograr adhesiones a una propuesta de convenio anticipado, sin lograrlo. El grupo cuenta con una deuda superior a los 300 millones de euros.

El grupo Ploder Uicesa ha entrado en concurso voluntario de acreedores con una deuda superior a los 300 millones de euros. La constructora formalizará la entrada en concurso hoy ante un Juzgado de lo Mercantil de Madrid, informaron fuentes jurídicas.

La compañía presenta concurso voluntario cuatro meses después de iniciar negociaciones para alcanzar convenio anticipado de acreedores. La nueva ley concursal, en su artículo 5.3, de marzo de 2009, permite a las empresas que se encaminan al concurso de acreedores tratar de lograr durante tres meses adhesiones a una propuesta de convenio anticipado. Con esta medida los administradores de la empresa consiguen un periodo adicional para negociar con los acreedores, dándose por enterado el juez de la situación de insolvencia de la compañía. De esta manera también se paraliza la posible solicitud de concurso contra la misma compañía, instado por posibles acreedores.

A Ploder el plazo de ese periodo preconcursal le vence hoy. El grupo presentó a sus acreedores financieros y proveedores una propuesta de convenio en la que ofrecía pagar el 60% de su deuda (con una quita del 40%) en un plazo de tres años para el que no ha logrado adhesiones suficientes, indican las fuentes jurídicas consultadas. Este diario trató ayer de ampliar la información con la compañía, sin lograrlo.

Durante el periodo de tiempo invertido en el convenio anticipado de acreedores Ploder ha pactado con los sindicatos con representación en la empresa un expediente de regulación de empleo (ERE) para 254 trabajadores, el 73,6% del total de 345 con que cuenta la constructora

Ploder Uicesa, controlado por la familia Gálvez, realiza todo tipo de obras públicas y privadas (puentes, carreteras, ferroviarias, hidráulicas...) y facturó 504 millones en 2008, último ejercicio sobre el que pueden consultarse las cuentas de la compañía presentadas al Registro Mercantil. Las principales regiones donde opera el grupo son Madrid, Valencia y Andalucía. Al cierre de 2008 la cartera de pedidos que tenía el grupo era de 472 millones, de los que un 60,7% correspondía a obra civil y el resto a edificación. La compañía obtuvo ese año un beneficio de 11,3 millones.

En 2007 Ploder adquirió la promotora y edificadora Uicesa, presidida por Juan Cortezo, hoy consejero delegado de Ploder Uicesa, logrando para ello un crédito otorgado por un sindicato de bancos de 65,5 millones; el préstamo estaba garantizado por el propio activo adquirido y vence en 2012. "A pesar de que todos los indicadores venían anunciando el descenso del volumen de negocio en este subsector el del negocio inmobiliario, a pesar de que se llegó a considerar que la intensidad de la crisis iba a ser profunda afectando sobre todo al área de la edificación residencial, se estimó que la actividad en la edificación pública, en la institucional y en la privada no residencial eran sectores en los que era conveniente posicionarse", dice el grupo en el informe de gestión correspondiente a su ejercicio 2008 para explicar la operación de adquisición de Uicesa.

Otorgó créditos a filiales inmobiliarias

En el informe de auditoría presentado por Ploder Uicesa, la consultora Auren indica que el desarrollo de factores relacionados con el negocio inmobiliario marcará la capacidad de la compañía para recuperar ciertos activos.

Entre esos activos el auditor señala préstamos que Ploder Uicesa concedió por valor de 32,7 millones a sociedades inmobiliarias del grupo recogidos como inversiones financieras a corto y largo plazo y como inversiones en empresas del grupo y asociadas a corto plazo y otros 10,8 millones de créditos concedidos a sociedades inmobiliarias contabilizadas como inversiones en empresas del grupo y asociadas a largo plazo.

500 millones de negocio

Las últimas cuentas de la constructora (2008)

Facturación: 504 millones. El grupo contaba ese año con una cartera de pedidos por valor de 472 millones.

Resultado: obtuvo un beneficio de 11,3 millones.

Negocio por comunidades autónomas: facturó 167 millones en Madrid; 133 millones en Valencia; 58 millones en Andalucía; 46 millones en Extremadura; 39 millones en Murcia.