Materias primas

El oro alcanza nuevos máximos por la caída del dólar

Las ganancias de ayer debido a la creciente demanda del metal precioso como cobertura contra la inflación y el debilitamiento del dólar, que atrae a los inversores hacia los mercados de materias primas, se han extendido a hoy. El valor de la onza de oro se fijó en 1.040,25 dólares.

Al cierre de la sesión en el mercado londinense, el valor de la onza de oro se fijó en 1.040,25 dólares, un 0,14% más que el martes, cuando acabó en 1.038,75 dólares, también precio récord.

La demanda de oro está aumentando al tiempo que la deuda del Gobierno estadounidense toca niveles récord y la Reserva Federal mantiene los tipos de interés cerca del 0%. La inflación subió a una tasa anual del 14,8% en marzo de 1980 tras un incremento de cuatro años. El oro tocó un récord de 873 dólares en enero de 1980.

"El oro pronostica la inflación en lugar de ser un indicador coincidente" a juzgar por su racha alcista antes de 1980, dijo Dan Greenhaus, estratega económico jefe de Miller Tabak & Co. en Nueva York. "Actualmente no hay nada que diga que la inflación subirá a máximos históricos. Pero el oro puede subir mucho más a partir de aquí. Si el crecimiento regresa, la inflación también lo hará".

El 1 de octubre Deutsche Bank pronosticó que el oro superaría los 1.100 dólares en 2010. Mark O'Byrne, director ejecutivo de la firma de intermediación GoldCore Ltd., con sede en Dublín, dijo que la demanda de una protección contra el riesgo financiero hará que el metal precioso suba a 2.000 dólares. No especificó una fecha. El oro para entrega en diciembre estaba hoy a 1.048,90 dólares por onza en Singapur.

El oro también ha subido por la preocupación de que la creciente deuda de Estados Unidos continúe debilitando el dólar. El presidente Barack Obama ha aumentado la deuda negociable del país a un nivel sin precedente de 7,1 billones de dólares, al tiempo que el Gobierno se endeuda para reactivar el crecimiento. Goldman Sachs Group pronostica que Estados Unidos venderá deuda por unos 2,9 billones de dólares en los dos años que concluyen en septiembre de 2010.

"El Gobierno tendrá que aceptar una inflación más elevada para reactivar la economía", dijo Frank McGhee, principal operador de Integrated Brokerage Services LLC en Chicago, que empezó a negociar oro en los años setenta. El oro ha subido a más del triple en los últimos ocho años, en los que el dólar cayó un 67% frente al euro, según datos recopilados por Bloomberg.

Se cree que el descenso de la divisa estadounidense frente al euro y otras monedas estuvo motivado por la noticia publicada esta semana por el diario británico "The Independent" de que los estados petroleros del Golfo proyectan, junto con China, Rusia, Japón y Francia, sustituir de aquí a nueve años sus habituales transacciones en dólares por una cesta de otras monedas.

La cesta incluiría el euro, el yuan chino, el yen japonés, el oro y una nueva moneda unificada que proyectan las naciones del Consejo de Cooperación del Golfo, incluidas Arabia Saudí, Abu Dhabi, Kuwait y Qatar, según "The Independent".

De acuerdo con esa información, los ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales de Rusia, China, Japón y Brasil habrían celebrado ya reuniones para preparar el cambio, aunque este extremo fue desmentido por algunos portavoces, según medios británicos.

En la segunda jornada de ascenso del oro, los analistas opinan que todavía queda margen para que el precio pueda seguir subiendo, aunque advierten de que ese aumento, más que real y sostenible, podría deberse a la mera especulación.

Por otra parte, los meses de octubre a diciembre suelen ser buenos para el metal precioso por la mayor demanda de joyería de cara al periodo navideño y también al festival indio de Diwali.