Ampliación

Ros Roca invierte 115 millones en dos plantas en Portugal

Ros Roca ha iniciado la construcción de dos centrales de tratamiento mecánico y biológico en el centro de Portugal, concretamente en Vil de Matos (Coimbra) y en Eirol (Aveiro), que supondrán una inversión de 115 millones de euros, informó ayer la compañía catalana. La Empresa de Residuos Sólidos Urbanos de Centro (ERSUC), ente intermunicipal portugués, adjudicó el proyecto de diseño, construcción y suministro de las centrales al consorcio formado por Ros Roca y dos empresas portuguesas.

Una vez que las instalaciones funcionen a pleno rendimiento, se calcula que tratarán 190.000 toneladas de residuos sólidos urbanos al año cada una. En las plantas se llevará a cabo la separación mecánica de los residuos reciclables de la materia orgánica, que será tratada mediante el procedimiento de compostaje o por digestión anaerobia, a partir de la cual se obtiene biogás, que podrá ser utilizado para la producción de energías renovables. Además, este procedimiento produce residuos que pueden ser utilizados como combustible en hornos de cemento o unidades similares.

Ros Roca ya cuenta con dos adjudicaciones en Portugal: un centro de tratamiento de residuos porcinos con capacidad para 55.000 toneladas al año y dos instalaciones de valorización de residuos.