Congreso

Zapatero cifra la subida de impuestos en un máximo del 1,5% del PIB, unos 15.000 millones

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció hoy que la subida de impuestos supondrá unos ingresos de 15.000 millones de euros, el 1,5% del Producto Interior Bruto (PIB), un incremento que, subrayó, no elevará la presión fiscal por encima de la que había en 2004.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante su comparecencia extraordinaria hoy en el pleno del Congreso
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante su comparecencia extraordinaria hoy en el pleno del Congreso

Zapatero compareció en el pleno del Congreso para hablar de la situación económica y del empleo y para defender la gestión de su Gabinete ante la crisis, en un debate en el que los impuestos fueron los protagonistas a pesar de que el jefe del Ejecutivo no concretó qué figuras tributarias se elevarán.

El presidente sí cifró el coste de esta subida: del 1,5% del PIB, lo que elevará la presión fiscal al 34,1% si se suma a la que hay actualmente, del 32,6%. Cuando los socialistas llegaron al Gobierno en 2004, según aseguró Zapatero, la presión fiscal estaba en el 34,5% del PIB.

Serán de este modo 15.000 millones más para el conjunto de las arcas públicas, a los que Zapatero sumó el recorte del gasto que prevén los Presupuestos de 2010, de 8.600 millones de euros.

Así, la subida de impuestos, según Zapatero, supondrá una contribución a la reducción del déficit y garantizará una capacidad recaudatoria suficiente para atender las necesidades de protección social y de la inversión en infraestructuras. Al mismo tiempo, indicó que se contemplarán incentivos fiscales a las nuevas actividades de la economía sostenible.

Zapatero reiteró que no habrá modificación de las rentas del trabajo y aseguró que las subidas se guiarán, "como no puede ser de otro modo", por los criterios de eficiencia y equidad fiscal, aunque señaló que su concreción se producirá durante la presentación de la Ley de Presupuestos de 2010.

Presupuestos más austeros

Por otro lado, el jefe del Ejecutivo, adelantó que los próximos Presupuestos serán los más austeros de los últimos años, aunque garantizarán la protección social, lo que significa mantener los compromisos en materia de pensiones mínimas, prestaciones por desempleo o dependencia. En particular, las pensiones de forma general mantendrán su poder adquisitivo y las pensiones mínimas "lo mejorarán claramente".

Según Zapatero, el cumplimiento de esta prioridad y de otras, exigirá una contracción en el resto de partidas de gasto, lo que supondrá un reducción en el gasto medio de los ministerios del 6%, que afectará, principalmente, a los gastos corrientes, a la contención de las retribuciones y a la "restricción radical" de la oferta pública de empleo.

Promete "paz social" con los interlocutores sociales

En su discurso, Zapatero prometió que el Gobierno trabajará por mantener la "paz social" con los interlocutores sociales y que el diálogo social seguirá siendo un "elemento estratégico" de su política.

Menos de dos meses después de que dicho diálogo social se rompiera por las desavenencias con la patronal y pocos días tras la primera reunión celebrada desde la ruptura, Zapatero insistió en que el Gobierno quiere que el diálogo entre sindicatos y empresarios "tenga el mayor alcance posible".

Añadió que el Ejecutivo se propone liderar el diálogo "activamente" y no sólo con los agentes sociales, sino que también buscará el "apoyo más amplio posible" de los partidos políticos en cuestiones como la Ley de Economía Sostenible, así como el de las comunidades autónomas.

Precisamente, Zapatero anunció que convocará una Conferencia de Presidentes autonómicos para la última semana de octubre a fin de pedir la colaboración de las comunidades autónomas en la renovación del modelo productivo.

En su discurso, el presidente hizo otro anuncio: el de que el Consejo de Ministros del 16 de octubre aprobará el nuevo Fondo de Inversión Local de 5.000 millones de euros, para que las actuaciones que sufrague puedan iniciarse en 2010.

Recordó que las actuaciones que cifra este nuevo fondo local son de carácter más estratégico que el anterior y necesitan un tiempo más largo de preparación que las obras promovidas por aquel.