Estrategía

Telefónica refuerza su caja ante la crisis con 400 millones por la venta de Meditel

Telefónica está un poco más fuerte que ayer para afrontar la crisis financiera internacional y los efectos del parón del consumo. Y es que 400 millones entrarán en su caja antes del cierre del año, por la venta de su participación en la operadora marroquí Meditel. Con estos fondos, Telefónica podrá afrontar su estrategia de adquisiciones, con opciones en China, Alemania, Brasil y España.

Portugal Telecom dio el primer paso, Telefónica se sumó al movimiento y hoy las dos tienen a tiro de piedra unos ingresos de 400 millones de euros para cada una. Es el fruto de su colaboración en la creación y gestión de la segunda operadora de móviles de Marruecos, Meditel, que comenzó hace una década y fructifica ahora, con la venta de sus participaciones.

El interés de grupos locales por tomar parte en las telecomunicaciones marroquíes lo ha hecho posible. La aseguradora marroquí RMA Watanya, el grupo privado FinanceCom y Fipar Golding, división del fondo estatal CDG, son las nuevas dueñas de Meditel, gracias a la compra del 64,4% del capital. De Telefónica es un 32,2%, un porcentaje que, unido al de Portugal Telecom, permite a los compradores hacerse con la gestión de una compañía que cuenta con 8,3 millones de clientes y que el año pasado facturó 453 millones de euros. Algunas fuentes consideran que los compradores han pagado una prima de control que ha permitido elevar el precio, aunque otras aseguran que Meditel se ha valorado a 8,4 veces Ebitda (1.619 millones de valor empresa), una tasación en línea con otras operaciones similares.

La transacción está pendiente de diversas aprobaciones, que dilatarán el cierre de la venta (y el ingreso de los fondos) hasta finales de 2009, según explicó ayer Telefónica a la CNMV. La operadora española no dio más datos, aunque desveló que en el precio está incluida la devolución de préstamos que se habían hecho a Meditel. Portugal Telecom fue más explícita y cifró sus plusvalías en 270 millones, pero las cuentas de Telefónica no son las mismas y sus ganancias netas serían algo inferiores.

TELEFÓNICA 5,82 -2,90%

Sea cual sea la cifra de plusvalías, en caja entran 400 millones. Con estos fondos, Telefónica podrá afrontar una estrategia de futuro que se prevé compradora, según los planes de la compañía. Los desveló Julio Linares, consejero delegado de la operadora, el lunes por la noche, en un encuentro con periodistas en Santander.

En primera línea de interés hay, al menos, cuatro posibles adquisiciones, aunque unas son más posibles o inminentes que otras. La operadora alemana Hansenet, filial de Telecom Italia, está en el punto de mira, según reconoció el ejecutivo, aunque no a cualquier precio, añadió. Como mínimo serían 1.000 millones de euros de desembolso. Telefónica también mantiene su interés por hacerse con la totalidad de la brasileña Vivo, por llegar al 10% de China Unicom y por tener una participación minoritaria en Digital+. Más lejos está la filial de Deutsche Telekom en Reino Unido, que sólo se mira por los acercamientos que ha recibido de otros rivales. Y todo ello sin otros posibles ingresos, como sería la venta de parte de Atento, que se mantiene aparcada.

En un entorno de crisis y con los ingresos amenazados, los 400 millones son todo un activo, también porque ayudarán en forma de plusvalías en las cuentas de 2009. Para ese año, Linares reafirmó la previsión de resultados, pero no para 2010, que queda pendiente de lo que se diga en la reunión con inversores del 9 de octubre. También en ese momento se desvelará si hay plan de recompra, algo con lo que cuentan los analistas.

La cifra

10% es el capital que Telefónica aspira a tener en China Unicom, desde el 5,38% actual. La ampliación, sin embargo, no es inminente, según la operadora.

La operadora reactiva su interés por entrar en Digital+

Una de las adquisiciones que Telefónica sigue valorando es la de Digital+. "No tendríamos ningún problema en ser socios minoritarios" de la plataforma de televisión de pago del grupo Prisa, editor de CincoDías, aseguró Linares.

Y el aliado para eso sigue siendo la francesa Vivendi. "Nos encantaría tener un buen socio industrial para ello", añadió.

El consejero delegado de Telefónica resaltó la "magnífica relación" que mantienen su compañía y Sogecable, y valoró el "know how de Prisa en la producción y distribución de contenidos". Por eso, no les importaría ahondar en esta relación. La compra de una participación minoritaria en Digital+, explicó Linares, permitiría a Telefónica "estar en el consejo de administración de la plataforma y tener cotas de poder en la toma de decisiones".