Desempleo

El Gobierno y los sindicatos se reunirán la próxima semana para abordar la modificación de los 420 euros

El Gobierno y los sindicatos CC.OO. y UGT no se reunirán finalmente esta semana para estudiar la modificación de la ayuda de 420 euros, sino que lo harán previsiblemente la próxima, dado que el Ejecutivo ha descartado su aprobación en el Consejo de Ministros del próximo viernes 28 de agosto, lo que ofrece más tranquilidad para buscar alternativas, informaron a Europa Press en fuentes sindicales.

La cuestión radica en ampliar al mayor número de beneficiarios posible la ayuda a los parados que agoten sus prestaciones y subsidios y que no cuenten con ingresos suficientes a partir del 1 de agosto, atrasando la fecha de aplicación de la medida. Así lo piden los sindicatos, mientras el Gobierno echa números que arrojan un incremento del gasto de 100 millones de euros por cada mes adicional.

Según el secretario de Acción Sindical de CC OO., Ramón Górriz, la reunión en realidad no se ha pospuesto en su sentido estricto, ya que "no había reunión" cerrada para esta semana, pero sí confirmó que "se hará la próxima semana".

Desde CC.OO., por encima de las prisas está garantizar que la medida "acoja al mayor número posible" de beneficiarios, en línea con lo que el sindicato ha venido sosteniendo desde que la ayuda apareció en los papeles del diálogo social. Así, cifras presupuestarias aparte, Górriz indicó que "de lo contrario sería un zurcido en una sábana rota, se volvería a romper", por lo que esperó que el Gobierno "se vuelva a plantear esta chapuza".

Por su parte, fuentes de UGT confirmaron a Europa Press que el encuentro previsto entre Gobierno y sindicatos ha sido finalmente aplazado, ya que el hecho de que las modificaciones de la nueva medida no vayan a aprobarse en el Consejo de Ministros de este mismo viernes permite contar con un mayor margen temporal para abordar los futuros cambios.

El Gobierno pide discreción

De otro lado, fuentes del Ministerio de Trabajo e Inmigración insistieron en que la reunión con los sindicatos que la pasada semana anunciara el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante su estancia en Lanzarote será "discreta".

Además, restaron importancia a si la reunión se produce "un martes o un miércoles", puesto que la modificación que se realice tendrá "efecto retroactivo".