Lituania sopesa pedir al FMI ayudas de hasta 3.500 millones de euros

Lituania puede verse obligada a pedir al Fondo Monetario Internacional (FMI) ayudas para hacer frente a la crisis, según declaró hoy el presidente del comité parlamentario de Finanzas y Presupuesto, Kestutis Glaveckas.

"Es probable que tengamos que apelar al FMI. La situación financiera no mejora, y la contracción de la economía continúa", dijo el diputado, quien estimó esas ayudas en entre 10.000 y 12.000 millones de lites (entre 3.000 y 3.500 millones de euros).

El propio FMI pronostica que la economía de Lituania se contraerá este año en al menos un 16%, y en 2010, el 3,3%. Mientras, el ministerio de Finanzas lituano elevó el mes pasado su pronóstico de la caída del Producto Interior Bruto (PIB) del país (que en 2008 creció un 3,1%) para este año del 10,5 al 18,2%.

Expertos del Bank of America y de otras entidades financieras opinan que Lituania hasta fines de año se verá obligada a pedir ayudas al FMI y a devaluar su moneda, que actualmente está vinculada a la divisa europea (3,4528 lites por un euro).

El Gobierno y el Banco Central de Lituania, por su parte, insisten en que el país evitará la devaluación del lit y la petición de ayudas, aunque no descartan del todo la posibilidad de apelar al FMI.

La jefa de la misión del FMI en Vilna, Catriona Purfield, afirmó a fines de junio que Lituania no había pedido al Fondo ayudas y no mantiene negociaciones para la obtención de créditos.

Purfield señaló que considera "aceptable" el modelo actual de regulación de la divisa en Lituania, si bien subrayó que las autoridades deben continuar las reformas para mantener este sistema, según la agencia BNS.