Transportes

El AVE sucumbe a la crisis en marzo

El número de pasajeros transportados en el AVE y los servicios de larga distancia de Renfe retrocedió un 6,1% hasta los 1,8 millones en el mes de marzo. Es la primera caída mensual registrada por el sistema de trenes veloces. En el mes de marzo de hace un año, el tráfico de pasajeros en el AVE y la larga distancia subía hasta un 26%. La diferencia, en parte, se debe a la celebración de la Semana Santa; el año pasado fue en marzo y este ha caído en abril.

La inauguración del AVE Madrid-Barcelona en el mes de febrero de 2008, también ha tenido su efecto sobre las estadísticas. La potencia de este servicio entre las dos principales ciudades del país permitió al tren veloz arañar parte de la cuota de mercado que dominaba hasta entonces el Puente Aéreo de Iberia y de otras aerolíneas españolas. Un año después este efecto de tirón del AVE sobre la demanda se ha visto anulado.

El conjunto de los diferentes servicios ferroviarios de Renfe registró en marzo 42,1 millones de viajeros, lo que supone un retroceso del 4,2% respecto al mismo mes del año pasado.

El ferrocarril de vía estrecha contabilizó algo más de 7,9 millones de usuarios, con un repunte del 16,5%. El transporte marítimo, por su lado, fue utilizado por 446.000 viajeros, un 35,5% menos.

El tráfico aéreo doméstico continúa con su espectacular retroceso al caer un 18,2%. El transporte urbano fue utilizado por 275 millones de viajeros, con un aumento del 8% , mientras que el metro tuvo un repunte del 3,8%.