Informática

La industria informática suma 15.000 despidos en una jornada

Casi 15.000 despidos. æpermil;se es el recorte de empleo que anunciaron ayer algunas de las principales compañías tecnológicas del mundo. La mayor parte, alrededor de 8.000, los realizará la empresa japonesa TDK, que prevé cerrar el ejercicio con números rojos. A ella se suman la china Lenovo (con 2.500 despidos) y las estadounidenses Dell (1.900) y EMC (2.400).

Jornada negra para la industria tecnológica en lo que a empleo se refiere. Casi 15.000 trabajadores perderán sus puestos de trabajo en los próximos meses debido a los recortes que planean empresas como TDK, Lenovo, EMC o Dell.

La mayor parte de ellos corresponden a una única compañía, al fabricante japonés de componentes electrónicos TDK. Ayer anunció que planea despedir a 8.000 trabajadores (principalmente en China) debido a las negativas perspectivas que augura para 2009. En concreto, cerrará cuatro plantas, todas ellas en Asia. æpermil;ste no es el primer recorte de empleo que anuncia la empresa nipona, ya que en los últimos meses ha prescindido de 17.000 trabajadores. Al mismo tiempo, TDK reconoce que el próximo marzo cerrará su ejercicio fiscal con unas pérdidas de 28.000 millones de yenes (224 millones de euros). De obtener este resultado, será la primera vez que TDK obtenga números rojos desde 2001.

También en Asia, el fabricante de ordenadores chino Lenovo va a reducir su plantilla en 2.500 empleados. El cuarto mayor fabricante de ordenadores del mundo planea ahorrar así alrededor de 300 millones de dólares (218 millones de euros). Lenovo se hizo en 2005 con la división de ordenadores personales de IBM y asegura que aunque la integración de esta división ha sido un éxito, los últimos meses 'no han cumplido con las expectativas', según señalaba ayer su presidente, Yang Yuanqing.

Mientras, su competidora estadounidense Dell reducirá sus gastos mediante 1.900 despidos en su planta irlandesa de Limerick. El recorte se llevará a cabo a lo largo de 2009 y no conllevará un recorte de la producción, ya que parte de ella se trasladará a la factoría de Dell en Polonia. La pérdida de empleos es especialmente significativa, ya que la planta irlandesa es uno de los símbolos del boom económico de Irlanda en los últimos años y Dell es el mayor generador de empleo del país. Por ello, el Ejecutivo asegura que va a ampliar su colaboración con la empresa estadounidense.

Mientras, su compatriota EMC reducirá en un 7% su plantilla, tras eliminar 2.400 empleos. El proveedor de equipamiento para el almacenaje de datos prevé ahorrar cerca de 350 millones de dólares este año y alcanzar los 500 millones un año después. Sin embargo, EMC atraviesa un buen momento, con previsión de ingresos récord.

Frenazo a la demanda en China

Buena parte de la culpa de los despidos que ayer anunciaron las empresas tecnológicas está en la contracción de la demanda de ordenadores personales. Por ejemplo, la compañía china Lenovo confiaba en paliar la crisis en sus principales mercados occidentales con la demanda de su país natal. 'China sigue siendo nuestro principal mercado y nos estamos enfrentando a retos difíciles', asumía ayer un portavoz.

Entre enero y diciembre, la compañía asiática redujo su beneficio un 78%, hasta 23,44 millones de dólares (17 millones de euros). Pero el último trimestre de su ejercicio ha sido aún más negativo, ya que Lenovo asume haberlo cerrado con números rojos, aunque aún no ha desvelado el dato concreto. También el mayor fabricante de chips del mundo, Intel, señalaba cómo el recorte de la demanda de ordenadores ha reducido su beneficio del último trimestre en un 23%, hasta 8.200 millones de dólares.