Automoción

Las ventas de coches se hunden un 49,6% en noviembre, la segunda mayor caída de la historia

Las matriculaciones de automóviles se situaron en 63.068 unidades durante el pasado mes de noviembre, lo que supone una caída del 49,6% respecto a las 125.206 unidades comercializadas en el mismo mes de 2007 y el segundo mayor retroceso mensual de la historia, sólo superado por el descenso del 51% registrado en enero de 1993.

En los once primeros meses del año, las ventas de turismos y todoterrenos alcanzaron 1,08 millones de unidades, lo que se traduce en una fuerte reducción del 26% en comparación con el mismo período del ejercicio precedente, con lo que la caída sobrepasa las previsiones manejadas hasta la fecha, que situaban el retroceso en el 25%, informaron hoy las asociaciones de fabricantes (Anfac) y vendedores (Ganvam).

Anfac y Ganvam explicaron el descenso de las matriculaciones por la persistencia de la gravedad de la situación económica y financiera en general, con factores negativos como la restricción del acceso al crédito, la continua pérdida de puestos de trabajo y la menor renta disponible de las familias.

Todo ello está propiciando que la confianza del consumidor se sitúe en niveles mínimos, restringiendo las ventas de vehículos. "Esperamos que las medidas a tomar por el Gobierno para estimular la demanda se implementen de forma rápida", añadieron Anfac y Ganvam.

Por canales de distribución, las ventas a particulares y empresas no alquiladoras retrocedieron un 48,8% en noviembre y un 28,5% en los once primeros meses del año. De su lado, las compras por parte de empresas de alquiler se hunden un 64,5% en noviembre y un 9,7% en lo que va de año.

Monovolúmenes y todoterrenos, los más castigados

Las matriculaciones de automóviles bajaron en todas las comunidades autónomas tanto en noviembre como en los once primeros meses del año. El 69% de los coches comercializados en noviembre estaban equipados con motor diésel, frente a un 31% de cuota para los coches de gasolina, idéntica proporción a la registrada en el acumulado del año.

Los datos de noviembre ofrecen auténticos 'descalabros' para algunos segmentos automovilísticos. Así, las entregas de todoterrenos grandes cayeron un 75,4%, las de monovolúmenes grandes un 74,8% y las de automóviles de lujo, un 72,5%. En los once primeros meses, los mayores descensos son para monovolúmenes grandes (-54,4%), todoterrenos grandes (-52,7%) y coches de lujo (-49,6%).