Sector automovilístico

Jaguar mantiene conversaciones con el Gobierno británico sobre un posible préstamo

La compañía Jaguar Land Rover está en contacto con el Gobierno británico para obtener un préstamo de mil millones de libras (unos 1.200 millones de euros), lo que pone de manifiesto la desaceleración de que ha sufrido el mercado del motor.

Así lo afirma hoy el dominical The Sunday Times, y señala que estas conversaciones tienen lugar nueve meses después de que el conglomerado indio Tata comprase esta marca de coches de lujo, que tiene una fuerza laboral de 15.000 personas en el Reino Unido. De acuerdo con una fuente familiarizada con estos contactos, el primer ministro británico, Gordon Brown, analiza la petición y dará una respuesta en los próximos quince días, agrega el rotativo. Tata, que pagó 2.300 millones de dólares (unos 1.833 millones de euros) por Jaguar Land Rover, aún tiene confianza en el futuro de esta compañía, pero necesita ayuda del Gobierno.

Un portavoz de Jaguar afirmó hoy a la agencia "PA" que la empresa no hace comentario alguno sobre "conjeturas en torno al contenido de las discusiones confidenciales con el Gobierno". "La industria del automotor afronta unas condiciones comerciales sin precedentes como resultado directo de la crisis bancaria y las turbulencias en los mercados financieros y, por supuesto, mantenemos al Gobierno al tanto del impacto en nuestro negocio", agregó. "Jaguar Land Rover apoya la posición de la industria británica y europea de que la intervención del Gobierno es necesaria para mejorar la liquidez en la cadena de suministro", subrayó la fuente.

La crisis financiera empieza a afectar a las compañías del automotor. El viernes, Honda anunció que suspenderá la producción de vehículos en el Reino Unido entre febrero y marzo del 2009, si bien no procederá a suprimir puestos de trabajo.