Resultados

Vodafone recorta su previsión de ventas por la situación económica

El grupo de telecomunicaciones británico Vodafone cerró el segundo trimestre del ejercicio con una facturación de 9.800 millones de libras, lo que se traduce en un crecimiento orgánico del 1,7%, informó hoy la compañía, que destacó la "debilidad" registrada por su filial española durante este periodo.

Además, la operadora mantendrá su política de reducción de costes para alcanzar un beneficio operativo de entre 11.000 y 11.500 millones de libras (entre 13.838 y 14.467 millones de euros) en el año y un flujo de caja de entre 5.100 y 5.600 millones de libras (6.416 y 7.046 millones de euros).

Vodafone cerró el segundo trimestre del ejercicio con una facturación de 9.800 millones de libras (12.328 millones de euros), lo que se traduce en un crecimiento orgánico del 1,7%. En este sentido, la operadora explicó que España se vio "particularmente impactada por los efectos económicos y competitivos".

Los servicios de comunicaciones representaron un 15% de la facturación total del grupo, que cerró el trimestre con 269 millones de clientes de telefonía móvil, un 8,5% más. Los ingresos por datos ascendieron a 664 millones de libras (835,3 millones de euros).

Por áreas geográficas, los ingresos por servicios se incrementaron un 15,7% en Europa, debido a un fuerte cambio de divisas, aunque orgánicamente registraron un descenso del 0,2%. En la región de Emapa, que engloba Europa del Este, Oriente Próximo, Africa, Asia y el Pacífico, los ingresos se incrementaron un 30,9%.

El consejero delegado del grupo, Arun Sarin, destacó en un comunicado que la compañía se vio beneficiada por la diversidad de activos y servicios, así como por el crecimiento registrado en la región de Emapa y en el negocio de datos, "compensado por la debilidad de España".

España, lastrada por los servicios de voz

En el negocio español, los ingresos totales alcanzaron los 1.814 millones de euros, un 1,2% más que el mismo periodo del año anterior, mientras que los ingresos por servicios se redujeron un 2,5% en el trimestre, debido a un menor ingreso por cliente derivado de un descenso del precio por minuto "en el actual entorno económico".

En el trimestre, la compañía aumentó su cartera de clientes en 171.000 personas, hasta alcanzar los 16,21 millones de usuarios. Este crecimiento, unido al mayor porcentaje de clientes de contrato y a sus "atractivos" planes de precios resultaron en un incremento del 8,2% en el tráfico de minutos de voz en la red de la operadora.

Sin embargo, la operadora lamentó que el mayor tráfico, en términos absolutos, no fue suficiente para compensar el descenso del precio medio por minuto de voz, que llevó a una reducción de los ingresos por servicios de voz del 3,9%.

La operadora justificó la reducción del precio por minuto en un descenso de los precios de terminación de llamadas, el lanzamiento de campañas promocionales y la mayor adopción por parte de los clientes de patrones de uso que optimizan la tarifa contratada.

Por su parte, los ingresos por servicios de datos crecieron un 4,2%, impulsados por un "fuerte" aumento del número de dispositivos 3G, que alcanzó los 5,81 millones. Los ingresos generados por los SMS 'premium' cayeron un 35,5% en el trimestre, mientras que los generados por ADSL y líneas fijas ascendieron a 76 millones de euros.