Suspensión

Vueling absorbe a Clickair y Nefinsa; Iberia y Hemisferio pactan dos años de permanencia

Vueling y Clickair han acordado fusionarse a través de la fusión por absorción de la hasta ahora filial de Iberia y mediante una ampliación de capital. Los principales accionistas de la nueva aerolínea, Iberia, Hemisferio y Nefinsa han firmado un acuerdo de permanencia de dos años.

Los dos consejos de administración han acordado aprobar el marco de integración de ambas entidades que mantendrán como sede social Barcelona y que continuarán con el nombre de Vueling como marca comercial.

Los accionistas de referencia de la nueva aerolínea son Iberia, Nefinsa e Inversiones Hemisferio, aunque en el comunicado remitido a la CNMV no se han dado datos concretos del porcentaje que mantendrán cada uno en el capital de la nueva empresa. Además, estos tres socios han acordado un pacto de permanencia de dos años en ella.

Según los datos aportados por ambas compañías al organismo regulador, "la ecuación de canje prevista será, en principio, la que resulte de asignas el mismo valor a ambas compañías y aplicar dicho valor al número de acciones emitidas por cada una" de ellas.

La operación de fusión de Vueling y Clickair está condicionada por un proceso de "due intelligence", la preparación de un proyecto de fusión y la aprobación de la operación por parte de Competencia. Además, está sujeta a que "ninguna de las dos partes se vea obligada a la formulación de una opa".

Por ello, Iberia ha remitido un comunicado a la CNMV asegurando que en caso de que prospere la operación si supera el 30% del capital social de la nueva compañía solicitará "la exención de la formulación de opa prevista" por la ley.

Desde mediodía, la CNMV suspendió la cotización de ambas compañías a la espera de que emitieran información relevante sobre su fusión. Hasta ese momento, las acciones de Iberia subían un 2,96% hasta los 1,39 euros, aunque en lo que va de año se desploman un 54%. Por su parte, los títulos de Vueling ganaban un 6,2%.