Economía

El 10% de los inquilinos de la Sociedad Pública de Alquiler no paga la renta

Uno de cada diez inquilinos de la cartera que gestiona la Sociedad Pública de Alquiler (SPA) ya no paga la renta. Esta situación ha provocado que la aseguradora DAS, encargada de cubrir este riesgo, lleve meses negándose a retribuir a la empresa pública los siniestros por impago, concepto por el que ya le adeuda dos millones de euros.

La Sociedad Pública de Alquiler se creó en 2005 y con ella aparecieron en el mercado productos y servicios que hasta el momento no existían o no estaban implantados de forma mayoritaria. Entre ellos destaca el seguro contra el impago de rentas que ofrece la SPA a todos los propietarios que le cedan sus viviendas para arrendar. Gracias a la suscripción de esta póliza, quienes alquilan a través de esta sociedad no dejan de percibir la renta ni por impago del inquilino, ni porque éste abandone la vivienda antes de la finalización del contrato.

La SPA contrató la prestación de este servicio con la compañía aseguradora DAS en 2005, pero según ha podido saber CincoDías, los problemas comenzaron en cuanto el número de morosos empezó a dispararse.

La situación se ha hecho insostenible en los últimos meses, lo que ha provocado que la compañía comunique a la SPA que no va a hacerse cargo de ningún siniestro por impago, ya que la morosidad alcanza al 10% de los inquilinos, una tasa demasiado elevada frente a las previsiones hechas cuando se firmó el contrato entre ambas empresas.

DAS insta a la SPA a que sea la sociedad pública la que interponga las correspondientes demandas para recuperar las rentas que ya no cobra desde hace meses. Por este concepto, la empresa que preside desde hace una semana Nieves Huertas ha dejado de ingresar ya dos millones de euros. Por contra, la aseguradora sí se muestra partidaria de seguir reembolsando las cuantías correspondientes a los casos de desocupación de la vivienda.

En cuanto a los motivos que están llevando a los inquilinos a dejar de pagar los alquileres, las fuentes consultadas explican que son jóvenes con ingresos bajos, sobre todo localizados en Madrid y Barcelona, que no tienen capacidad suficiente para hacer frente a la renta.

'El problema es que al principio no se realizaron bien los estudios de riesgos y se concedieron pisos a jóvenes para quienes la renta suponía hasta el 60% y el 70% de sus ingresos mensuales', explican las citadas fuentes. En este sentido, aseguran que 'algunas selecciones de arrendatarios fueron incorrectas, nunca se llevó a cabo una buena gestión de los morosos, no se ejecutó ningún aval y eso ha propiciado el constante aumento de los impagos'.

Esta situación es uno de los factores que ha deteriorado la tesorería de la entidad pública, cuyo déficit global a diciembre de 2007 alcanzó los 14,7 millones de euros.

Hasta finales del mes de mayo, la SPA ha gestionado la entrada de 40.667 viviendas y ha entregado las llaves de 7.236 casas. El objetivo que se marcó el Gobierno es llegar a los 25.000 contratos en cuatro años. Fuentes del Ministerio de Vivienda contactadas por este diario ni confirmaron ni desmintieron esta noticia.