Contaminación

Bruselas requerirá un certificado especial al aceite ucraniano para entrar en la UE

El aceite de girasol procedente de Ucrania sólo podrá entrar en la Unión Europea (UE) a partir ahora si

dispone de un certificado especial y de análisis que garantice que no está contaminado, según la decisión aprobada hoy por la Comisión Europea (CE).

El Ejecutivo comunitario acordó esta medida con el objetivo de impedir la entrada de partidas de aceite con restos de hidrocarburos de minerales, como ocurrió en abril en España y en otros países.

Bruselas revisará estas condiciones dentro de un año, según anunció en un comunicado.

La decisión europea establece que el aceite ucraniano no podrá entrar en la Unión a menos que la partida disponga de un certificado y de resultados de muestras y análisis sobre la presencia de aceites minerales.

La certificación sólo tendrá validez una vez que la Comisión apruebe el sistema de control y análisis que tendrán que poner en marcha las autoridades ucranianas.

Además, los países de la Unión tendrán que "tomar las medidas pertinentes para analizar cada partida de aceite de girasol procedente de Ucrania y asegurarse de que no contiene niveles de hidrocarburos que lo hagan peligroso para el consumo humano".

Las autoridades nacionales tendrán que informar a la Comisión a través del sistema de alerta alimentaria en caso de detectar problemas en sus pruebas.

Cada tres meses tendrán que trasladar a Bruselas los resultados de todos los controles, también aquellos en los que no se apreció ninguna contaminación, explicó la CE.

Durante esta semana la Comisión estudió vetar la importación de todo el aceite de girasol de Ucrania, pero finalmente considera que las autoridades ucranianas le han ofrecido garantías suficientes.

El Ejecutivo de la UE recordó hoy que desde que se notificó el primer caso de contaminación del aceite de girasol ucraniano, el 23 de abril, se han tomado "todas las medidas necesarias" para garantizar la salud de los europeos.