Petróleo

El S&P 500 cede un 1,6% por el crudo y la Fed

La escalada del petróleo se está convirtiendo en un auténtico quebradero de cabeza para las Bolsas. En Wall Street, se sumaron además las recortadas previsiones de crecimiento de la Fed, que estima ahora que la economía estadounidense se incrementará entre un 0,3% y un 1,2% este año, frente a la horquilla de entre 1,3% y 2% que preveían en el mes de enero.

Por si fuera poco, las actas de la última reunión del organismo presidido por Ben Bernanke -celebrada el 30 de abril y en la que recortó el precio del dinero hasta el 2%- sugieren que podría estar cerca el final de las rebajas de tipos, ante los crecientes riesgos inflacionistas.

Así, el Dow Jones perdió al cierre un 1,77%; también un 1,77% el Nasdaq y un 1,61% el S&P 500. La expectativa de un freno en las rebajas de tipos impulsó con fuerza el tipo del bono de Estados Unidos a tres años, hasta la zona del 4,8%.

Por su parte, el Ibex 35 perdió un 0,96% y se alejó un poco más de la cota 14.000 hasta los 13.857,2. El Dax de Fráncfort sufrió una caída del 1,09%, a pesar de que el dato de confianza de los empresarios alemanes (el IFO) de mayo superó las expectativas.

Pero el precio del petróleo es una amenaza inflacionistas que aleja las rebajas de tipos en la zona euro. El precio del barril de crudo Brent con entrega en julio superó los 133 dólares, tras conocerse un descenso de las reservas energéticas en Estados Unidos. El barril del West Texas llegó a rozar los 134 dólares.

EL EURO SE DISPARA

La subida del índice IFO alemán, que mide la confianza empresarial en Alemnai, propulsó ayer una brusca subida del euro. El mercado no apuesta ahora por una recorte de tipos en la zona euro, lo que llevó el euro a cotizar a un máximo diario de 1,5791 dólares.