Estrategias

Combinar crecimiento y valor para sortear la crisis

En el entorno actual de incertidumbre los analistas aconsejan estrategias que conjuguen crecimiento, dividendo y bajas valoraciones

Todo aquel que invierte en Bolsa persigue un fin: ganar dinero. No existen fórmulas mágicas para conseguirlo, pero muchas veces funciona la lógica, en otras la experiencia profesional, o ambas cosas. Pero las posibilidades de acertar se reducen cuando el entorno es impredecible. Es el caso actual, donde la crisis subprime (de las hipotecas de alto riesgo) se ha llevado por delante la confianza de los inversores y como un ciclón ha originado un gran número de víctimas. Han sido meses en los que no han funcionado las estrategias clásicas como la de buscar valores refugio, unos niveles de PER bajos (veces que el precio de la acción contiene el beneficio), unas rentabilidades por dividendo atractivas, o fuertes beneficios. Las ventas se han hecho a mansalva.

Casi un año después del recrudecimiento de la crisis, las Bolsas parecen más calmadas, aunque persiste la desconfianza. El Ibex 35 se ha movido esta última semana 180 puntos arriba, frente a una bajada de sólo 115 de la anterior. Y los volúmenes de negocio han caído. 'Estamos en un momento clave, en donde tendremos que confirmar hasta qué punto hay recesión económica en Estados Unidos, o si nos encontramos en un proceso de desaceleración más amplio', comenta Javier Galán, gestor de Renta 4.

De momento, tanto los resultados como los dividendos arrojan un panorama nada acorde con este entorno de incertidumbre. El primer trimestre ha sido récord en beneficios para el Ibex 35, con 12.963,7 millones de euros obtenidos, que arrojan un crecimiento del 16,7%. Esta cifra se ha conseguido, además, con unos ratios atractivos para el índice: el PER está en 11,97 veces y la rentabilidad por dividendo en el 3,91%. En el Euro Stoxx estás variables son parecidas, del 11,40% y 3,92%, respectivamente.

Las fórmulas de inversión que funcionaron en otras crisis, no son aplicables en este momento

Para 2008 las cifras que se manejan siguen siendo suculentas. Según las previsiones hechas por la firma de análisis FacSet las compañías del Ibex 35 repartirán unos dividendos de 26.800 millones de euros con cargo a los resultados del ejercicio. Esta cuantía, aparte de ser récord, arroja un crecimiento del 23,6% con respecto a 2007. Telefónica será la que abone un mayor importe a los accionistas, con 4.774 millones de euros.

Los números demuestran que la Bolsa española ha logrado hasta el momento sortear la crisis. Pero aún así, no hay nadie que recomiende invertir de forma abierta en renta variable. Los analistas aconsejan tener mucho cuidado, pues lo que hoy es válido mañana puede no serlo.

Ahora bien, precisamente gracias a la caída bursátil, el mercado ofrece la oportunidad de encontrar compañías con fuertes crecimientos, con interesantes políticas de dividendos y con valoraciones bajas; un combinado perfecto a juicio de los analistas en una situación en la que se desconoce qué va a pasar, y donde persiste la amenaza de la desaceleración. 'Es difícil saber en este momento cuál es el mejor estilo de estrategia, si el que apuesta por compañías de crecimiento o el que se decanta por las de valor. Las rentabilidades en los fondos europeos no difieren demasiado como ha ocurrido en otros años, donde las de valor han ganado la partida', comenta Fernando Luque, de Morningstar.

La amplia brecha abierta por la inversión de estilo valor respecto a la de crecimiento, que arrancaba desde 2003, prácticamente ha desaparecido este año. Los fondos europeos que se comercializan en España pierden una media del 11,8% en la clasificación de valor, y un 8,14% en la de crecimiento. 'Hay argumentos a favor para ambas opciones. Podrías elegir valor porque en este entorno es difícil obtener financiación para crecer, pero también hay empresas de crecimiento capaces de generar fuertes beneficios', añade. Luque hace hincapié en que el estilo elegido es importante, a pesar de que en el rendimiento de 2008 existan pocas diferencias.

Crecimiento y valor son dos términos que se popularizaron en plena burbuja tecnológica. 'Se empezaron a ver los primeros fondos de estas categorías, pero las circunstancias de entonces no son al 100% comparables con las de ahora. No es tan sencillo elegir, si todo fuera tan predecible sería muy fácil ganar dinero en la Bolsa', explica Fernando Hernández, gestor de Inversis Banco. 'En 2000 había un problema de sobrevaloración de las Bolsas y las circunstancias actuales son debidas a un problema financiero que se ha trasladado a una economía la de Estados Unidos que ya estaba con problemas', añade Hernández. Desde su punto de vista, hay que buscar compañías con alta rentabilidad por dividendo, con un PER bajo, y con visibilidad en los beneficios, o 'al menos que no estén en entredicho', matiza.

Pocos fondos puros

Para Javier Galán, lo ideal en una cartera es 'mezclar' crecimiento y valor. De hecho, la mayoría de los fondos europeos así lo hacen, hay muy pocos que sean puros. 'Teóricamente, los valores de crecimiento más enfocados a mercados emergentes deberían tener un comportamiento relativo mejor, pero la elección más correcta es aquella que incluya compañías con ratios atractivos, donde la previsión de crecimiento no sea demasiado exigente, y den dividendos, ya que siempre supone un aliciente para el accionista'.

Algunos valores que a juicio del gestor reúnen estos criterios de inversión son Red Eléctrica, Gas Natural, Abertis y Cintra. y los grandes valores como Telefónica, Santander y BBVA, que cuentan con una exposición importante en Latinoamérica. La teleco presentó esta última semana su balance financiero hasta marzo y por primera vez en la historia se vio que Latinoamérica superó en facturación a España. Galán, por el contrario, aconseja huir de valores como Telecinco, que ofrece una rentabilidad por dividendo del 11,48%, Antena 3 o Inditex, a pesar de que la textil presentó un crecimiento del 25% al cierre de 2007, tras subir un 15% las ventas.

Jordi Padilla, de Popular gestión privada, une al grupo de elegidas a Enagás, Técnicas Reunidas y Almirall, entre otras. 'En una situación donde no pueden darse por concluidos los efectos de la crisis, es pronto para hablar de que la economía vuelva a tirar, evitaría sectores cuyo negocio depende del consumo de España'. Padilla considera que es un 'error' pensar que la Bolsa va a subir ya sin más.

Con un mercado tan 'errático', en palabras de Jordi Padilla, hay que tener en cuenta a la hora de invertir que el escenario puede cambiar en cualquier momento, y en un sentido u otro. Aparte, hay que analizar el propio negocio de las compañías o sectores. 'A las eléctricas se las considera como empresas valor, pero si sale una nueva tecnología que necesitan madurar pasarían a la categoría de crecimiento; depende del momento del mercado', explica Susana Felpeto, de Atlas Capital.

Para la experta hay claros ejemplos que explican esta situación, como es el caso de Cintra, ya que el hecho de conseguir concesiones puede hacer que cambie de categoría, o del sector biotecnológico, que debe pasar distintas fases de investigación hasta conseguir la comercialización del producto.

Para empresas de crecimiento, Felpeto recomienda fijarse sobretodo en la demanda, no en los precios. A su juicio, los beneficios deberían superar a la media del sector. 'Hay que buscar historias concretas. Para lo cual, se requiere un análisis de compañía por compañía', dice. Para encontrar empresas que ofrezcan valor y sean atractivas la analista considera que las claves están en una alta rentabilidad por dividendo, un PER bajo, un crecimiento sostenido y una generación de caja constante.

Aún con estas recomendaciones, todo dependerá del perfil de cada inversor. 'La empresas de crecimiento son más propias para personas conservadoras. Las otras te pueden dar más sobresaltos', destaca Susana Felpeto.

Javier Barrio, responsable de ventas institucionales de BPI en España, cree que también es importante el precio al que coticen las entidades. 'Una de las diferencias entre empresas de valor y crecimiento es que las primeras tienen un PER bajo y las otras alto. Pero no sería una elección mala apostar por entidades con un nivel elevado en este ratio si te ofrece tasas de crecimiento interesantes, como es el caso por ejemplo de OHL', comenta. 'Telefónica la catalogaría de valor, pero es una joya en crecimiento. Por eso hay que hacer un examen individualizado', concluye.

Las compañías más recomendadas por los analistas

Buenos ratios y fuerte potencial

Telefónica es uno de los mejores ejemplos de lo que buscan los gestores: bajos ratios, crecimiento, valoración atractiva y dividendos. La teleco será la que más dinero repartirá a sus accionistas en 2008 con 4.774 millones. Se trata, además, de una compañía donde las recomendaciones de compra han supuesto el 80% del total en los últimos 12 meses. El objetivo medio es de 23,60 euros (+24%). La preocupación que tienen ciertos analistas reside en la posibilidad de que haga alguna compra aprovechando su fuerte generación de caja.

El colchón de Latinoamérica

Compañías con baja exposición al mercado doméstico y con fuerte presencia en mercados emergentes son las principales recomendaciones para formar una cartera. Santander es uno de los elegidos, precisamente por su vinculación a mercados como Argentina, Brasil y México. Otros valores como Telefónica y BBVA ganan atractivo por el colchón que puede suponer Latinoamérica en su cuenta de resultados. La banca doméstica queda al margen de la elección, ya que la desaceleración económica la hace menos atractiva.

Gana seguidores por ser defensivo

El mercado elige al sector utilities por su perfil defensivo. Red Eléctrica es una de las empresas que más seguidores ha conseguido este año por parte de las firmas internacionales. Su rentabilidad por dividendo no es de las más altas, del 2,56%, pero la acción se ha mantenido con fortaleza. Solo pierde el 1,64%, frente al 7% del Ibex 35. Desde 2003 ha cerrado cada ejercicio con rentabilidades superiores al 20%, y en 2002, año que el Ibex 35 bajó el 28%, la eléctrica se depreció el 7,7%. Ha sido el único en pérdidas desde su salida a Bolsa en 1999.

Menos riesgo por el negocio exterior

Las dos concesionarias que cotizan en la Bolsa, Cintra y Abertis, tienen fuerte presencia fuera de España, lo que hace que sean menos vulnerables a la desaceleración de la economía española. 'Son las mejores del mundo y encima mantienen la retribución al accionista', explica Javier Galán, de Renta 4. El mercado se ha percatado de las oportunidades de estás dos compañías. Cintra gana el 1,65% y Abertis cae solo el 0,52%. Ambas han pujado para hacerse con la gestión de la mayor autopista de Estados Unidos, y entre las finalistas está Abertis.

Las especulaciones suman atractivo

Gas Natural ha sufrido los vaivenes del año y arroja una depreciación del 7% desde enero. Los rumores que apuntan a un posible movimiento corporativo en torno al valor sustentaron las compras en el ejercicio pasado y podrían reanimarlo en los próximos meses. Brufau admitió esta misma semana contactos con el Gobierno para una alianza entre Iberdrola y Gas Natural. Enagás es otra de las compañías seleccionadas por los analistas. Ofrece una rentabilidad por dividendo superior al 3%, mientras que la acción cotiza próxima a récord.

El crudo impulsa la cartera de pedidos

El crudo ha sobrepasado los 100 dólares el barril en Europa. Este incremento pone a prueba el resultado de muchas compañías, pero para otras, como es el caso de Técnicas Reunidas, significa más negocio. Las petroleras han de mantener o elevar sus reservas al mismo tiempo que la extracción del crudo se encarece al utilizar procesos más complejos. Asimismo, deben realizar fuertes inversiones en sus refinerías para mejorar el suministro. La instalación de transformación de hidrocarburos es la principal especialidad de Técnicas.

Altas expectativas presentes y futuras

El sector relacionado con la salud tiene perfil defensivo. Grifols cotiza en máximo histórico y las previsiones apuntan a que seguirá al alza. El crecimiento que está teniendo el negocio de la compañía, la fabricación de hemoderivados, es espectacular, y las proyecciones auguran que el ritmo seguirá siendo alto. Recientemente el organismo regulador sanitario de Estados Unidos le dio el visto bueno para la instalación de una nueva planta de envasados en Los Ángeles. Almirall, que retrocede el 7,71% en 2008, también gusta a los analistas.

El crecimiento compensa el PER

Dentro del sector de la construcción los expertos también encuentran valores atractivos. OHL es uno de ellos. Cotiza en máximo histórico y tiene un PER de 15,26 veces que supera al del Ibex (11,17). Para los analistas se trata de una compañía que presenta un fuerte crecimiento para los próximos años. Solo en el primer trimestre alcanzó un número de contratos por valor de 2.250 millones, casi tanto como su capitalización (2.446,28 millones). FCC sería igualmente una buena opción al mezclar rentabilidad por dividendo y potencial según FacSet.