Precios

Las petroleras sólo han repercutido la mitad del alza de los carburantes

El precio de venta al público de los carburantes está en máximos históricos. Sin embargo aún le queda margen para crecer, ya que las petroleras tan sólo han repercutido al consumidor la mitad de las subidas que han experimentado las cotizaciones internacionales del gasóleo y de la gasolina entre enero de 2007 y finales de abril de este año. Si se trasladaran esos incrementos, el precio del litro de gasóleo podría superar los 1,5 euros.

Llenar el depósito en España se ha convertido en un suplicio para los conductores. El precio de la gasolina y el gasóleo, empujados por la subida sin precedentes del petróleo, se ha disparado en el surtidor y ha superado todas las cotas imaginables. El precio del litro de gasóleo A ya ha superado al de la gasolina y marcó un récord histórico el lunes al pagarse a 1,198 euros. Y lo peor es que ese nivel podría verse rebasado en breve, ya que las petroleras sólo han repercutido la mitad de las subidas de las cotizaciones internacionales en el precio final de venta al público.

La lentitud de las petroleras en trasladar el coste desde las refinerías hacia los surtidores (el precio internacional del gasóleo y de la gasolina ha crecido un 76% y un 55%, respectivamente en 16 meses, mientras que en la gasolinera sólo lo ha hecho un 33% y un 21%) augura fuertes subidas a corto plazo, si quieren recuperar los margenes comerciales. En el caso del gasóleo, el precio de venta al público llegaría a 1,5 euros por litro si se quiere repercutir al 100% al consumidor lo pagado en el mercado internacional.

No obstante, en un escenario de tensiones inflacionistas (el precio del crudo se ha duplicado entre enero de 2007 y abril de 2008), tiende a estrecharse el beneficio de las petroleras, que surge de restar a los precios antes de impuestos de los carburantes las cotizaciones que alcancen los mismos en los mercados internacionales. Así ha ocurrido con Repsol, que presentó ayer los resultados del primer trimestre de 2008, con un crecimiento del beneficio de 1.212 millones, lo que supone un incremento del 36,5% respecto al mismo periodo de 2007. Sin embargo, el beneficio procedente de las operaciones de refino cayó un 6,4% en el mismo período por el estrechamiento de los márgenes internacionales en las áreas de refino y química.

Del mismo modo, la caída del margen en España de todas las petroleras no se ha producido en la misma proporción si se trata de gasolina sin plomo o de gasóleo. En el primer caso, el margen por litro ha bajado desde 0,141 a 0,131 euros entre enero de 2007 y abril de 2008, lo que supone una caída del 7,6%. Sin embargo, ese efecto ha sido más intenso en el gasóleo, donde el margen ha bajado un 18% puesto que el precio antes de impuestos ha crecido menos (un 55%) que la cotización internacional (un 75%).

El gasóleo, además, se ha convertido en el combustible más demandado en España. Se ha producido un cambio en el parque automovilístico, que ha pasado de estar dominado por vehículos que utilizaban gasolina sin plomo a otros que usan sólo gasóleo.

Según los últimos datos de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), de los 20,6 millones de vehículos que están matriculados en España, 11,3 millones usan gasóleo.

INCENTIVOS

El precio del gasóleo en España ha superado en abril por primera vez en la historia al de la gasolina sin plomo. Ese cambio se ha producido por los fuertes incentivos para comprar coches diésel que contaminan y consumen menos que los que usan gasolina sin plomo.

Apoyo al biodiésel y frente común contra el bioetanolincentivos

La progresiva introducción del biodiésel y del bioetanol en España ha provocado un movimiento de todas las petroleras, dispuestas a mezclar biodiésel, pero que se niegan a hacer lo mismo con el bioetanol por razones económicas y técnicas. La fuerte dieselización del parque automovilístico en España (siete de cada diez usan gasóleo) ha provocado una fuerte demanda de ese combustible y la necesidad de importarlo para satisfacer la demanda interna.La introducción del biodiésel serviría, según las petroleras, para rebajar las compras al exterior y el coste que implican. Sin embargo, la postura frente al bioetanol es la contraria: la menor demanda de gasolina ha convertido a las petroleras en excedentarias y el uso del bioetanol generaría aún más reservas, que deberían ser exportadas. Además argumentan problemas técnicos para el transporte por tierra y el deterioro que puede provocar en el motor de los coches.

Cataluña, la comunidad más afectada por los mayores costes

El encarecimiento de los carburantes no tiene el mismo efecto en unas que en otras comunidades autónomas, en función del consumo que se haga y el precio que se pague por cada litro.En el análisis regional, Cataluña es la que resulta peor parada, al ser la que más carburante, tanto gasolina como gasóleo, consume y una de las que más caro tiene que pagar el combustible que utilizan sus automóviles.Según los últimos datos del Ministerio de Industria, correspondientes a febrero, Cataluña es la primera comunidad por consumo de carburans para automoción, con un 15,5% del total, seguida muy de cerca por Andalucía, con un 15,1%.Tampoco sale muy beneficiada en el análisis por precios, ya que los ciudadanos de Cataluña son de los que pagan el gasóleo más caro (a una media de 1,084 euros por litro), tan sólo superados por la Comunidad de Madrid (1,088) y Castilla-La Mancha (1,087).