Salida a Bolsa

El consejo de Itínere analizará el reparto de un dividendo en 2008 tras la colocación

En un ambiente de incertidumbre, la filial de concesiones del grupo Sacyr Vallehermoso se tirará a la piscina el próximo 30 de abril. Itínere pondrá en el mercado entre un 29,27% y un 32,198% de su capital y abrirá así el fuego de las salidas a Bolsa en 2008.

Cuando el miedo campa a sus anchas siempre existe algún valiente que no se deja intimidar. Itínere ha decidido apoderarse de ese papel y, en un entorno en el que la mayoría de las salidas a Bolsa han decidido pensárselo mejor, la compañía ha anunciado su salto al parqué.

En la presentación de la operación en la Bolsa de Madrid, Javier Pérez Gracia, consejero delegado de Itínere, ha puntualizado que "con esta OPV y OPS lo que queremos es seguir creciendo como hasta ahora y tener acceso a los mercados de capitales de la misma manera que nuestra competencia".

Con una horquilla de precios que va de 4,14 a 5,10 euros por acción, la filial de concesiones del grupo Sacyr Vallehermoso será, el próximo 30 de abril, la primera OPV de este año en España. De esta manera, este rango supone valorar a Itínere entre 3.369 y 4.150 millones de euros. Resultado de la fusión de la antigua concesionaria de Sacyr y de Europistas, una parte residual de la empresa (el 1,7%) aún cotiza en el mercado.

MÁS INFORMACIÓN

Tras esta colocación en Bolsa, Sacyr, que controla un 90,11% de su capital social, se quedará con un 61,91% de las acciones de la concesionaria de infraestructuras o un 59,98% si se lleva a cabo el §green shoe§ (derecho de compra preferente de las entidades colocadoras), mientras que los consejeros y directivos mantendrán un 6,71%.

La oferta de Itínere está compuesta de 150 millones de acciones ya emitidas (la Oferta Pública de Venta) y de una ampliación de capital de 88,2 millones de acciones (la Oferta Pública de Suscripción), y estará estructurada en tres tramos. La mitad de las acciones de la operación se destinarán al tramo institucional internacional, otro 15% al tramo de inversores nacionales cualificados y un 35% a inversores particulares. La fijación del precio máximo minorista está prevista para el 22 de abril, mientras que la prospección de la oferta entre los cualificados concluirá el 28 de este mes.

Caja Madrid y La Caixa serán los colocadores del tramo minorista. Estas dos entidades, junto con Santander Investment, se ocuparán del tramo institucional español y Citi, JPMorgan y UBS serán los coordinadores del internacional.

Dividendos

Por otra parte, la sociedad no tiene previsto repartir dividendo a día de hoy ni ha fijado un 'pay-out' (porcentaje del beneficio que se destina a dividendo) mínimo. Así, según explica en el folleto de su salida a Bolsa, Itínere ¢no puede garantizar que la sociedad sea capaz de pagar dividendo o en caso de hacerlo que los dividendos abonados vayan a aumentar con el tiempo¢.

Su presidente, Pedro Pérez, ha confirmado que en estos momentos no tienen previsto el reparto de un dividendo, pero ha apuntado que cuando acabe la operación de colocación, el consejo analizará la distribución de un dividendo en 2008. Entre otros factores, la retribución al accionista de la compañía dependerá de la decisión de Sacyr Vallehermoso, su primer accionista.

Una colocación en tiempos revueltos

Pero en un momento como el actual, en el que operaciones como la de Europastry, Eolia o el holding de Bancaja y Caja Navarra han retrasado sus planes de salida a Bolsa, no hay que dejar a un lado los riesgos que podrían plantearse en este tipo de operación.

Así, entre los peligros que señala Itínere ante su OPV, destaca la incertidumbre del entorno económico. La compañía asegura que "una desaceleración en el crecimiento económico y de la demanda interna, y los efectos entre los parámetros de inflación sobre los tipos de interés podrían afectar negativamente a las actividades y resultados".

Sin embargo, el carácter defensivo del sector de las infraestructuras y, sobre todo, de las concesiones en momentos de volatilidad, ha llevado a algunos expertos a creer que la oferta podría tener una buena aceptación por parte de los inversores internacionales.

"El sector donde desarrollamos nuestra actividad ha demostrado durante décadas que sabe hacerlo bien en tiempo y en coste. En este sector, Itínere es la mejor de las compañías" asegura Pedro Pérez.