Mercados

La Bolsa toma impulso sin necesidad de excusas

El mercado cierra la segunda mejor semana del año, pese a los indicadores de debilidad económica en EE UU. El Ibex sube un 3% y se acerca a la referencia de los 14.000 puntos

Ha sucedido lo inesperado: el banco suizo UBS anunció el martes pasado unas pérdidas meteóricas -7.740 millones de euros en el primer trimestre- y el mercado lo premió con una subida superior al 12%; el Departamento de Trabajo de EE UU informó este viernes de que la economía americana destruyó en marzo 80.000 puestos de trabajo, casi el doble de lo esperado ¿qué hizo Wall Street?... subir. Y en el Ibex, otro tanto de lo mismo. Aunque el índice ha perdido varias el soporte construido con el cierre de la semana anterior (13.442 puntos), luego se ha recuperado con facilidad y ha concluido en 14.846,4, una revalorización del 3,01% en la que es la segunda mejor semana de un año muy turbulento y también la segunda semana consecutiva en positivo. Desde un punto de vista técnico, la próxima referencia son los 14.000.

'Ese será un punto crítico, pero hasta que no lo rompa con holgura y con cierto volumen, no se podrá cambiar el discurso sobre la tendencia', apunta David Navarro, gestor de Inversis. Los expertos dan por rota la tendencia alcista que la Bolsa mantenía desde finales de 2002 y aún no consideran que esté recuperada. Si se rompiese al alza esa referencia, Navarro aconseja no ir contra el mercado, pero sí 'ir deshaciendo parte de la compra'.

Malos indicadores

El arranque de abril ha disparado la banca, con la revalorización media superior al 5,4%

En Europa y en España, indicadores como los índices de actividad del sector servicios, el volumen de compraventa de viviendas, el ratio de consumo minorista o la confianza del consumidor han ido confirmando a lo largo de la semana el deterioro de la economía. En EE UU, los números han sido peores, particularmente en el empleo, que representa dos tercios del PIB. Así, las peticiones semanales del primer subsidio por desempleo superan las 400.000, la cifra más elevada desde septiembre de 2003 y la tasa de paro se situó en marzo en el 5,1%, con una destrucción de 80.000 puestos de trabajo, frente a los 50.000 esperados.

Nada de eso ha cotizado en la Bolsa, que sin embargo sí ha premiado la transparencia de los bancos por informar de sus pérdidas multimillonarias a causa de la crisis crediticia. En la Bolsa europea, el sector bancario ha obtenido una rentabilidad media del 5,45%, el mejor dato del año. Destacan los extraordinarios avances de UBS (15,46%); Espírito Santo (11,85%); Credit Suisse (10,83%) o Barclays Bank (8,84%). En el mercado español, el más importante ha sido Banco Pastor (6,36%), a pesar del creciente aumento de recomendaciones de venta en el negocio de banca minorista española. BBVA y Santander también han salido bien parados de esta semana, con respectivas revalorizaciones del 5,13% y el 5,11%.

Pero la crisis crediticia está aún lejos de haber sido superada. Así lo ha advertido reciente el Banco Central Europeo (BCE), que ha expresado su preocupación porque la crisis de precios sea de larga duración. La tasa de interés interbancaria a tres meses no ha dejado de subir desde finales de enero y ha pasado del 4,3% al 4,74%. El BCE se reunirá el próximo jueves para estudiar la política monetaria, pero no se esperan movimientos a la baja, dadas las fuertes presiones inflacionarias.

'Sigue habiendo falta de confianza y se prevén más amortizaciones', valora Matthew Tatnell, de la gestora Morley Fund Management. 'El acceso a la liquidez es clave para los inversores y necesitamos que los bancos centrales permanezcan activos, que continúen bombeando liquidez para aliviar las presiones y restablecer la confianza', opina el estratega de Morley. 'Lo ideal es que se produjera otra ronda de intervenciones coordinadas por parte de los bancos centrales', propone Tatnell.

Para firmas de Bolsa como la agencia de valores Interbrokers, la Bolsa se encuentra en un rango lateral, lo que implica que las recientes recuperaciones podrían devenir pronto en un nuevo ajuste del mercado. De hecho, los últimos avances no se han producido por una sucesión de malas noticias, sino por recuperaciones en valores especialmente castigados y por la ausencia de noticias especialmente negativas.

Ajustes técnicos

El resultado es que en la formación de precios de los valores están influyendo más aspectos técnicos que fundamentales. Así, la constructora FCC ha sido el mejor valor de la semana en el mercado español, con una apreciación del 8,3%. La petrolera Repsol YPF le sigue, con una ganancia del 6,87% y en tercer lugar se sitúa Telecinco, que ha mejorado un 6,7%. En el polo opuesto de la tabla se sitúa Renovables, filial de Iberdrola, que se ha dejado un 6,74% y tiene el problema añadido de que las recomendaciones de precio objetivo de los expertos apenas superan el precio con el que debutó en Bolsa en diciembre, que fue de 5,3 euros. Otras pérdidas destacadas de la semana son las de la tecnológica Indra (3,57%) y Enagás (3,54%).

Pese a que la coyuntura económica varía por países los mercados se están moviendo por bloques, algo habitual en épocas de inestabilidad financiera. Sube Wall Street, sube Europa. De esta manera, el Euro Stoxx ha mejorado esta semana un 4,19%; el Footsie, un 4,47%; el Cac de París, un 4,37% y el Dax de Fráncfort, un 3,1%. El mercado americano ha demostrado una resistencia extraordinaria a las malas noticias, como lo prueba el hecho de que el Dow Jones se ha apreciado un 3,22%; el S&P 500, un 4,20% y el Nasdaq, un 4,86%.

La próxima semana comienza la gran temporada de presentación de resultados en las empresas estadounidenses. Como es tradición, el pistoletazo de salida lo dará la acerera Alcoa el lunes. ¿Qué harán ahora los inversores si los resultados son negativos?

Más gestión alternativa en fondos de pensiones

La gestión alternativa se está abriendo paso en el conservador mundo de los fondos de pensiones. Según el último estudio elaborado por Mercer, las inversiones alternativas por parte de los fondos de pensiones españoles ha pasado del 1,7% de hace dos años al 4%, si bien este porcentaje todavía queda lejos de la media europea. Aun así, y en un análisis más profundo del estudio, se descubre que más de la mitad de los gestores, en concreto el 58%, utilizan esta clase de activos.

La inversión de este producto de ahorro a largo plazo se concentra en España en activos de renta fija y casi en su totalidad en moneda euro. Pero la renta variable se va abriendo paso poco a poco y el porcentaje de inversión en Bolsa se sitúa actualmente entre un 35% y un 40%. Otro de los signos de cambio que aprecia Mercer es que las compañías se sienten cada vez más cómodas delegando las estrategias de inversión a corto plazo y la toma de decisiones en gestores especializados y consultores.

'El mercado de fondos de pensiones español todavía es relativamente joven en comparación con otros países europeos y está concentrado en un número reducido de grupos financieros. Es previsible que en un futuro cambie y se transforme en un escenario de multigestión. Los grandes fondos de pensiones ya están dando algunos pasos en este sentido', señala Ignasi Puigdollers, socio responsable de inversiones de Mercer.

Divisas. La debilidad de EE UU presiona al euro

El anuncio del mal dato de empleo en EE UU propició este viernes un nuevo repunte del tipo de cambio del euro contra el dólar. La moneda ha vuelto a superar los 1,57 dólares por unidad, aunque el cruce de 1,6 dólares está demostrando ser una resistencia importante para la divisa comunitaria, que es la que más ha soportado la depreciación global del dólar. El diferencial de tipos de interés entre la eurozona (4%) y EE UU (2,25%) continúa jugando a favor de la apreciación del euro. El BCE se reunirá el próximo jueves para decidir sobre los tipo, pero está prácticamente descartada la posibilidad de una rebaja en el precio del dinero. Este año, la divisa se apreciado un 7,8% contra el dólar y un 2,5% contra la cesta de 24 socios comerciales, el llamado tipo de cambio efectivo.

Energía. El barril de crudo toca de nuevo los 105 dólares

El petróleo sigue rompiendo barreras. La cotización se ha consolidado por encima de los 100 dólares, un nivel que hasta hace poco era poco menos que impensable. El precio del Brent, el crudo de referencia en Europa, volvió a alcanzar el viernes los 105 dólares, con lo que acumula un ascenso del 11,7% en el año. Históricamente, los meses de primavera suponen una tregua, toda vez que hay un valle en el consumo entre el invierno y el verano. Esta vez, sin embargo, apenas se está notando. Los sempiternos problemas de suministro y oferta, junto con la presión del consumo, impiden anticipar un descenso significativo de la cotización. En los mercados de futuros, la cotización del barril se mantiene en el entorno de los 100 dólares para los próximos 12 meses.

Deuda. La renta fija se estabiliza tras los últimos avances

Los llamados treasuries, los bonos a 10 años del Tesoro de EE UU, se han encarecido un 24,8% en los últimos doce meses, ante la huida de los inversores hacia activos de calidad y de solvencia garantizada. La rentabilidad de la deuda, que disminuye porcentualmente conforme avanza el precio del activo, se ha situado por debajo del 3,5% en el caso de los bonos americanos. Se trata de uno de los niveles más bajos en cinco años. Sin embargo, también implica que los precios se han detenido después del brusco aumento que experimentaron entre finales de febrero y mediados de marzo. Lo que estos significa es que hay liquidez y que ésta se ha refugiado en los bonos y ha regresado a la Bolsa en cuanto se han generado nuevas oportunidades de compra.