Tipo hipotecario

El euríbor sube al 4,6% en marzo y regresa a niveles de agosto de 2007

El euríbor ha alcanzado hoy el máximo del año en su precio diario, al situarse en el 4,736%, y previsiblemente cerrará el mes de marzo con una media del 4,6%, lo que supondrá un incremento respecto a febrero y terminará con dos meses consecutivos de bajadas.

De este modo, el indicador más utilizado en España para el cálculo de hipotecas se sitúa en los niveles del verano de 2007, poco antes del estallido de la crisis de las hipotecas ¢subprime¢ o de alto riesgo, cuando cerró julio en el 4,564 y agosto en el 4,661%

En enero, el euríbor cerró en el 4,498% y en febrero aún perdió una centésima y media y terminó en el 4,349%, según los datos confirmados por el Banco de España.

El euríbor acumula su novena alza consecutiva a falta de un día hábil para que termine el mes de marzo.

Encarecimiento de las hipotecas

La subida de este indicador en marzo implica un incremento de la cuota de las hipotecas contratadas hace un año con revisión anual, pero deja inalteradas las que se revisan semestralmente.

Así, para una hipoteca media de 150.000 euros a 25 años y con un diferencial del 0,50%, las cuotas que se revisen anualmente subirán de los 800 a los 842 euros, lo que representa un sobre coste anual de más de 500 euros.

Las hipotecas que se revisan semestralmente, por su parte, mantendrán la misma cuota. Ello es así porque en marzo del año pasado el eurÍbor marcaba el 4,106%, y en octubre había subido hasta el 4,607%.

Incertidumbre por los tipos de interés

Aunque, habitualmente, el euríbor sube cuando los mercados prevén que el Banco Central Europeo (BCE) tiene intención de subir los tipos de interés, el regulador europeo no tiene intención de modificar el indicador.

El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, dejó claro la semana pasada que esta institución no va a rebajar los tipos de interés en la zona euro, dado el repunte de la inflación y la persistencia a medio plazo de riesgos en este ámbito.

Trichet consideró que el actual nivel de los tipos de interés -que el pasado día 6 el Consejo de Gobierno del Banco mantuvo en el 4%- es el adecuado para garantizar la consecución de ese objetivo.

También aludió a la elevada incertidumbre en torno al crecimiento y, aunque consideró que la economía de la Eurozona cuenta con fundamentos sólidos, advirtió de que todavía ¢no hemos dejado atrás lo peor¢ de la crisis financiera.