'Telecos'

Jazztel lanza una ofensiva para captar clientes con el regalo de una PSP por alta

Se han regalado bicis, bonos de hotel, viajes de avión y se han sorteado hipotecas, pero Jazztel ha roto los esquemas en su última ofensiva. Regalará la última versión de la PSP Slim, una consola portátil, a los clientes que se den de alta en su ADSL de 20 megas. El objetivo es disparar la captación, aunque implique un sobrecoste inicial.

Jazztel lanza una ofensiva para captar clientes con el regalo de una PSP por alta
Jazztel lanza una ofensiva para captar clientes con el regalo de una PSP por alta

Jazztel ha limpiado la cartera de clientes inactivos que tenía, ha mejorado los procesos de su servicio de ADSL, ha desarrollado su tecnología y se ha centrado en la calidad, según han explicado sus ejecutivos a lo largo del último año. El resultado es que ha hecho los deberes y ha limpiado la casa, pero ahora le toca llenarla. Después de varios trimestres de caída de usuarios contratados de ADSL, la operadora dio un giro en los últimos tres meses del año 2007 y quiere seguir con esta tendencia en el arranque del año.

Para conseguirlo, Jazztel dará un golpe de efecto, con una promoción inédita en el mercado español, y eso que se ha visto casi todo en la pugna de las operadoras por ganar terreno en el hípercompetitivo sector del ADSL.

El recurso de Jazztel ha sido apelar a uno de los artículos tecnológicos de más venta en los últimos tiempos. Se trata de la PlayStation portátil de Sony, la PSP Slim, y se regalará a los clientes que se den de alta en el servicio de ADSL a 20 megas con llamadas nacionales y línea, con o sin televisión. Este paquete tiene un coste de 29,95 euros al mes, más la cuota de abono, a 13,45 euros, y tendrá que ser contratado a través de la cadena de distribución The Phone House para conseguirse. Está en las tiendas desde el pasado sábado, en una promoción que durará el mes de marzo.

El precio de la PSP en las tiendas va de los 150 a 170 euros, así que ésa es la cuantía del regalo que da Jazztel a sus clientes. Se trata de una de las promociones más agresivas del mercado español y también una de las más llamativas. Y es que muchas operadoras regalan el router Wifi a sus usuarios, por ejemplo, lo que también tiene un coste elevado, aunque se trata de pedidos que las empresas hacen en grandes cantidades, lo que reduce su precio. En telefonía móvil, también se han subvencionado o regalado terminales. Sin embargo, es mucho menos común que una compañía haga una promoción con un gancho tan alejado de su negocio natural y por ese importe.

Pero la intención que subyace en la iniciativa hace que la PSP no esté tan alejada de la estrategia de Jazztel. Esta consola tiene Wifi, lo que permite jugar online, hacer descargas y conectarse a los nuevos servicios que ha lanzado la operadora para los clientes más expertos, que permiten que ellos mismos personalicen su acceso a internet. Por eso, uno de los objetivos de esta promoción es captar para Jazztel un tipo de usuarios con un perfil más tecnológico que puedan aprovechar estas iniciativas.

El regalo de la PSP supondrá para Jazztel un alto coste de adquisición de cliente. Pero en la compañía se espera que sean gastos extra para hoy e ingresos para mañana, ya que se pretende lograr la fidelidad a largo plazo de estos abonados.

De todas formas, Jazztel se ha cubierto las espaldas para reducir el riesgo financiero de la iniciativa. Por ejemplo, los clientes que compren esta promoción renuncian a dos de las facilidades que tienen otros abonados. No se les devolverá el dinero si no están satisfechos y tendrán un compromiso de permanencia de 18 meses, para evitar que alguien puede apuntarse por unas horas o días sólo para conseguir la PSP.

Fianza de 100 euros por adelantado

Jazztel ha establecido otra cautela para evitar riesgos potenciales. El cliente que quiera adherirse a la promoción tiene que desembolsar una fianza de 100 euros. La operadora comienza la puesta en marcha del servicio y entrega la PSP para el cliente en la tienda. La fianza de 100 euros se va devolviendo mes a mes con la rebaja de 4,8 euros más el IVA en la factura durante el periodo de permanencia obligatorio.