Fraude

El regulador bursátil francés abre una investigación sobre el caso de Société Générale

La Autoridad de los Mercados Financieros (AMF) ha decidido esta tarde abrir una investigación oficial sobre el mercado de títulos de Société Générale.

La decisión del regulador bursátil se produce después de conocerse que uno de los directivos de Société Générale, Robert Day, hizo dos ventas de acciones antes de conocerse el fraude atribuído a un broker de la entidad, Jérme Kerviel, que ha dejado un agujero en las cuentas del banco de 4.900 millones de euros.

No obstante, Société Générale negó hoy que Day haya cometido delito alguno de información privilegiada al vender acciones por valor de 85,7 millones antes de hacerse público el fraude.

La AMF informó ayer que el pasado 9 de enero el directivo vendió un paquete de acciones a un precio de 95,27 euros por título. Esta mañana, el regulador bursátil comunicó una nueva venta por parte del miembro del Consejo de administración de Société Générale que se produjo el pasado viernes 18 de enero, dos días antes de descubrirse el fraude.

En este caso, según la AMF, logró 40 millones de euros gracias a un valor por acción que cotizaba entonces a 90,04 euros y el lunes tan sólo 71,05 euros por el hundimiento que vivieron los mercados a principios de la pasada semana. A ello hay que añadir que dos fundaciones vinculadas a Day (Day Foundation y Kelly Day Fondation)vendieron el 10 de enero por valor de algo más de 8 millones de euros.

En una nota remitida a la prensa, Société Générale sostiene que Robert Day y las asociaciones vinculadas a su familia vendieron acciones de Société Générale en diciembre de 2007 y hasta el 18 de enero en el periodo autorizado para ceder acciones conforme a las reglas de la empresa y que se hicieron todas las declaraciones necesarias.