Escándalo financiero

Société Génerale sube al calor de rumores de compra por parte de BNP Paribas

Las acciones del banco francés se han disparado un 10,42% impulsadas por las renovadas especulaciones sobre la posibilidad de que su rival BNP Paribas lance una oferta de compra. Los títulos de BNP Paribas han avanzado un 2,92%.

La ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, y la titular de Justicia, Rachida Dati, unieron hoy sus voces a la del presidente Nicolas Sarkozy, quien ayer pidió a Société Générale que depure sus responsabilidades en el escándalo que salpica a la entidad financiera por el fraude que ha dejado en las cuentas del banco un agujero de 4.900 millones de euros.

"Corresponde a los directivos asumir sus responsabilidades sobre dos cosas: la situación actual y el futuro de una institución, que es hoy un gran banco francés que emplea a más de 120.000 trabajadores y que tiene millones de clientes", declaró la ministra de Economía en LCI, apelando al "interés general y al interés de la institución". También la titular de Justicia, Rachida Dati, se pronunció en la misma línea.

"Es una infracción de tal magnitud que hay muchísimas razones para que Société Générale esté en crisis. Hace falta que todas las responsabilidades se aclaren y que todo el mundo pueda explicarse sobre este asunto de gran magnitud", señaló en declaraciones a la emisora France-Info.

Sin querer pronunciarse en concreto sobre la dimisión de Daniel Bouton, Dati agregó: "digo simplemente que es presidente de Société Générale y que su responsabilidad puede estar comprometida".

Aumentan así las presiones hacia el Consejo de Administración de SocGen para aceptar la dimisión presentada por el presidente, Daniel Bouton, quien explicaba recientemente en Europe 1 que su propuesta de abandonar el puesto sigue sobre la mesa y que será el Consejo quien decida aceptarla cuando quiera.

El Consejo tiene previsto reunirse mañana, por lo que tendrá una nueva oportunidad para hacerlo, pero con la presión añadida del Elíseo y del Ejecutivo. De optar por la dimisión de Bouton se daría a la crisis una solución "a la americana", como se hizo en los casos del Citigroup o Merrill Lynch el pasado otoño con la salida de sus primeros ejecutivos, que fueron reconocidos responsables de millones de pérdidas y sancionados por ello.

Pero los próximos a Daniel Bouton se niegan desde el pasado jueves, fecha en la que saltó a la luz el escándalo, a seguir tal razonamiento, según informa 'Le Figaro'. En su opinión, el banco, su consejo de administración y, a la cabeza su presidente, no han fracasado en la estrategia.

"Acaba de gestionar esta crisis con gran habilidad", señala una fuente próxima al caso. Otro tanto que juega a favor de Bouton es haber logrado en tres días la garantía de JP Morgan y Morgan Stanley para la ampliación de capital.

Los superiores estaban al corriente

Jérme Kerviel, el broker a quien Société Générale acusa de haberle hecho perder 4.900 millones de euros, asegura que sus inmediatos superiores estaban al corriente de sus operaciones, de las posiciones de riesgo que asumía y que "cerraron los ojos".

Además, sostiene que las actividades de "ocultación" son habituales en el banco. No puedo creer que mis superiores no hayan sido conscientes de las sumas que yo comprometía, es imposible generar tales beneficios con pequeñas posiciones", relata.