Tormenta en los mercados

Solbes pide calma y Pizarro dice que "la fiesta se acabó"

Ante la caída de la Bolsa, los políticos no han variado su discurso. Solbes volvió ayer a pedir calma a los inversores y sostuvo que no hay riesgo de recesión. El PP criticó una vez más la gestión del Gobierno y calificó a Zapatero de 'peligro para los ahorradores'.

En pleno temporal bursátil, el vicepresidente económico, Pedro Solbes, repitió ayer que el barco no se hunde. Como el resto de sus homólogos europeos, Solbes defendió que ni España ni Europa corren riesgo de recesión, y pidió calma a los inversores ante la volatilidad de los mercados bursátiles.

'No hay ni crisis, ni inacción, ni despreocupación por el tema', aseguró el vicepresidente, que reiteró que no es necesario adoptar medidas puntuales para afrontar la caída de la Bolsa. Solbes subrayó que España está mejor preparada para afrontar la coyuntura actual que cuando gobernaba el PP. 'La situación heredada era buena, pero la actual es mejor para hacer frente a la crisis'. El ministro reconoció que se está produciendo 'una situación de ralentización del crecimiento en Europa', pero matizó que 'se está exagerando un poco' la trascendencia del hundimiento de las Bolsas europeas de este lunes.

En la misma línea se expresó el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que aseguró que 'existen razones objetivas para mantener la tranquilidad'. Zapatero mantuvo que desde que han empezado las 'turbulencias financieras', España ha seguido creciendo 'a muy buen ritmo, pese a los augurios de los pesimistas'.

Por su parte, el Partido Popular culpó de nuevo al Gobierno del desplome bursátil. El secretario de Economía y Empleo del PP, Miguel Arias Cañete, denunció que la crisis ha supuesto pérdidas de 100.000 millones de euros en el último mes: 8.000 euros por inversor, según sus cálculos. Cañete, que acusó a Zapatero y Solbes de ser 'un peligro para los ahorradores', anunció que su partido presentará una serie de propuestas para afrontar la situación en la conferencia sobre economía que el PP celebrará este fin de semana en Madrid.

Para Manuel Pizarro, número dos al Congreso por Madrid en las listas del PP, 'la fiesta se acabó y ahora viene la resaca'. El ex presidente de Endesa también criticó la gestión del Gobierno: 'Me recuerda a la de la crisis anterior: primero dicen que no pasa nada; luego, 'no corráis que es peor'; y ahora, 'yo no he sido'. Pizarro coincidió con Solbes en que lo que hay que hacer es 'no ponerse nervioso' y 'dar un mensaje de tranquilidad a los mercados'.

Y calma fue también lo que pidió el director general de la Bolsa de Barcelona, José María Antúnez. 'La economía americana sufre un receso, y este índice es un reflejo de la economía mundial, pero esto no tiene por qué significar una bajada en la economía familiar', dijo.

'España puede resistir unos meses de inestabilidad'

El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, afirmó ayer que la economía española puede 'resistir sin mayor dificultad' unos cuantos meses en esta situación. Ocaña aclaró que es necesario distinguir entre la economía real y los mercados financieros, y que la caída generalizada de la Bolsa 'no responde a razones objetivas', sino al miedo de los inversores. 'Ayer no se destruyó ni un sólo empleo, ni las empresas afectadas han tenido problemas', dijo.

El secretario de Hacienda sostuvo que con un crecimiento del 3% no es necesario intervenir con medidas fiscales, pero explicó que, si fuera necesario, hay margen en las cuentas públicas para aplicar 'un estímulo fiscal'.