Tormenta en los mercados

Bernanke da aire al mercado con una histórica rebaja de tipos

El pánico en las Bolsas mundiales activó un sorprendente movimiento de la Fed que ayer, fuera de calendario, rebajó los tipos de interés 75 puntos básicos para dejarlos al 3,5%. La autoridad monetaria, presidida por Ben Bernanke, reacciona así a la causa de esta marea roja de pérdidas: el temor a una recesión en EE UU. Así, convirtió lo que parecía un crac inevitable en una caída del 1,06% en Wall Street.

Bernanke da aire al mercado con una histórica rebaja de tipos
Bernanke da aire al mercado con una histórica rebaja de tipos

Hacía tiempo que el parqué de la Bolsa de Nueva York no estaba tan concurrido. En una jornada de alta volatilidad, muchos especialistas asistieron ayer a la apertura de un mercado que, en días normales, confía la mayoría de sus operaciones a la intermediación electrónica. Pero ayer no era un día normal. Wall Street esperaba el tsunami que ya barría Europa y Asia desde el lunes, festivo en EE UU, y se repetía ayer. Los futuros apuntaban a pérdidas por encima de los 450 puntos hasta que sobre las 8:20 de la mañana llegó la bomba desde el otro lado de la calle, sede de la Reserva Federal.

Con el recorte de 75 puntos básicos, Bernanke sigue la campaña de reducción de tipos que empezó en agosto. Hasta ayer los había rebajado un 1% y en Wall Street se criticaba al presidente de la Fed por no ser más agresivo y rápido a la vista de la recesión que analistas como los de UBS dan ya como segura. A apenas nueve días de la prevista reunión de su comité abierto, la Fed trataba de recuperar tiempo perdido con un recorte, tres cuartos de punto, desconocido desde agosto de 1984. Las últimas veces que actuó fuera de calendario fueron tras el 11-S y tras la crisis del hedge fund LTCM, en 1998.

En su comunicado, la autoridad monetaria, explicaba su decisión en 'el debilitamiento de las perspectivas económicas y los riesgos crecientes al crecimiento'. La Fed admite que las condiciones financieras se han deteriorado, el crédito sigue complicado para hogares y empresas y hay una fuerte contracción en el mercado de la vivienda y el laboral. El tipo de descuento fue rebajado en la misma cuantía que el de referencia y quedó en el 4%. Un gobernador, William Poole, votó en contra de las rebajas.

Se esperaba una apertura un 5% a la baja, pero el Dow cayó el 1%

La acción fue todo un rescate para las Bolsas mundiales. El Ibex, que llegó a perder más del 5%, dio la vuelta a las pérdidas y cerró con un 1,69% de subida. Algo que también hizo el Cac francés (1,07%) y el Footsie británico (2,9%). El efecto balsámico proporcionado por Bernanke llegó tarde para Asia. Hong Kong perdió un 8,7% y el Nikkei japonés un 5,7% lo que suma una pérdida desde el lunes del 10%. Por la mañana, los futuros del Dow Jones anticipaban una caída de entre el 4,5% y el 5,5% y, tras abrir con caídas algo superiores al 3%, con el paso de las horas se estabilizó para cerrar con una caída del 1,06%. El S&P bajó el 1,11% y el Nasdaq el 2,04%. Los bancos y los valores de comercio minorista, los más perjudicados con la crisis y los más beneficiados con la bajada de tipos, fueron los abanderados de la subida. El cierre de ayer se aleja de la entrada en el llamado bear market' que ayer se preveía y que se produce cuando la Bolsa pierde el 20% sobre el máximo (octubre de 2007). Sólo el Nasdaq coquetea ahora con este umbral. Otros indicadores como el iTraxx de riesgo crediticio también cotizaron la mejora, y los emergentes subieron con fuerza.

Además, el Congreso ya ha empezado a trabajar en el paquete de estímulo fiscal de la economía, que puede ser mayor de los 150.000 millones de dólares a los que se comprometió Bush el viernes y que a los mercados se les antojaron escasos. Para el secretario del Tesoro, Henry Paulson, la acción de la Fed 'es muy constructiva y muestra al país, y al resto del mundo, que el banco central puede responder rápidamente a las condiciones de mercado'.

Ahora los analistas están divididos sobre qué hará la Fed en su reunión del 29 y 30 de enero. Nigel Gault, economista jefe de Global Insight, duda de la cuantía de la rebaja en esta reunión, pero espera que para el 30 de abril los tipos se quedarán en el 2,5%. 'La Fed ha estado hasta ahora muy preocupada con la inflación, aunque en defensa de Bernanke hay que decir que no hemos visto el deterioro macro hasta las últimas semanas', dice Gault. Bernanke no está quedándose sin munición, según este economista, que recuerda que Alan Greenspan dejó los tipos al 1%.

Los mercados, de hecho, esperaban ayer una rebaja de hasta medio punto la semana que viene. Bernanke sació ayer el apetito de las Bolsas, pero sólo unas pocas horas después de un recorte histórico, el parqué tiene un nuevo pliego de exigencias.

Una fuerte presión sobre Bernanke

¿Puede Ben Bernanke evitar una recesión? Con esa pregunta en su portada la revista dominical The New York Times del pasado fin de semana examinaba la figura del presidente de la Fed y los problemas que agobian su mandato. El artículo terminaba diciendo: 'La educación de Bernanke acaba de empezar'.

Es una presión que se une a la que Wall Street lleva meses ejerciendo y que no ha dejado de crecer en las últimas semanas. Para los mercados, el presidente de la Reserva lleva meses de retraso en sus movimientos y hay una cierta nostalgia por los tiempos de Alan Greenspan. En la academia, los economistas consideran que su actuación ha sido hasta ahora buena. La portavoz de la Casa Blanca dijo ayer que el presidente mantiene 'absoluta confianza' en él.