Inmobiliario

Martinsa Fadesa cerrará el año con menores ventas por la crisis inmobiliaria

Martinsa Fadesa prevé cerrar el año con una reducción del 13% en el número de viviendas vendidas, que se situará sobre las 6.500 unidades, pese a haber retirado ¢muchas¢ de ellas del mercado, informó hoy el primer accionista y presidente de la compañía, Fernando Martín.

El grupo calcula, no obstante, que la parte de las ventas realizadas en el exterior se multiplique por más de dos en comparación con las cifras de 2006 de las dos empresas hoy fusionadas. El negocio internacional cuenta con un peso importante en la compañía, dado que estima que en el conjunto del año la actividad en los 15 países, además de España, en los que está presente aporte el 70% del total de preventas y el 30% de los ingresos. Martinsa Fadesa prevé facturar un total de 1.600 millones en 2007, lo que supone un aumento de 11%.

Así, Fernando Martín aseguró que su grupo ¢soportará mejor la crisis¢ que otras empresas del sector. En este sentido, apeló a tener ¢determinación para remar contra la corriente¢ y no ¢quejarse¢ de los problemas, sino ¢analizarlos y solucionarlos¢.

Martín presidió hoy el estreno en bolsa de Martinsa Fadesa, acto que supone la constitución de la empresa como nuevo grupo inmobiliario fusionado, coincidiendo con el actual momento de desaceleración del sector. Tras el tradicional toque de campana, avanzó que, pese a la actual coyuntura, la nueva Martinsa Fadesa duplicará su dimensión y sus resultados en un periodo de cinco años, y sin, en principio, participar o realizar operaciones corporativas. ¢Siempre dije que en Martinsa y Fadesa uno más uno no serán dos, sino más de dos, y en los primeros resultados ya lo van a ver¢, destacó Martín.

Para ello, Fernando Martín estableció como objetivo de su compañía promover viviendas que la gente pueda comprar ¢tanto por su precio, como por las necesidades de todos los sectores de la demanda¢. En esta línea, apuntó a la vivienda protegida en todas sus modalidades, incluido el alquiler, como uno de los objetivos estratégicos del nuevo grupo que, según su presidente, actualmente cuenta con suelo para desarrollar 20.000 VPO. ¢El desarrollo de VPO hoy es un elemento básico para inmobiliarias, sobre todo para Martinsa-Fadesa, que construye sus propias viviendas, con el consiguiente valor añadido para la sociedad¢, subrayó el presidente.

La gestión y promoción de suelo será, pese a la actual situación del mercado, la principal actividad de Martinsa Fadesa, que también contará con una rama de patrimonio (centros comerciales, hoteles, viviendas, entre otros activos) y otra de servicios.

Continuar con su proceso de internacionalización será el otro gran reto del nuevo grupo inmobiliario, que ya tiene en el exterior 12 millones de metros cuadrados de suelo, el 42% del total. En cuanto a su situación financiera, Fernando Martín destacó la ¢solvencia¢ de la empresa, y aseguró que están cómodos con la deuda de unos 5.000 millones de euros que actualmente soportan, dado que cuenta con activos valorados en 13.000 millones.

Estreno en Bolsa como grupo fusionado

El grupo inmobiliario comenzó hoy su trayectoria en Bolsa con repuntes del 0,33% hasta alcanzar los 18,5 euros por título, después de que el proceso de integración de las dos empresas se cerrara el pasado viernes con su inscripción en el Registro Mercantil y la ejecución del correspondiente canje de acciones. Finalmente, cerró la sesión con una mínima subida del 0,05% a 18,45 euros por acción.

La inmobiliaria Martinsa Fadesa está controlada por su presidente, Fernando Martín, que posee el 44,5% del capital social, y por su socio en la opa, Antonio Martín Criado, con el 14,8%. Un 20,6% cotiza libremente en bolsa y el resto está en manos de varios empresarios y cajas de ahorros. El resto se divide entre los nuevos accionistas que acudieron a la ampliación de capital: los hermanos Jesús y Jaime Salazar, presidente y consejero delegado de Sos Cuétara, respectivamente, (6,92%); el ex director de Inditex, Juan Carlos Rodríguez Cebrián (6,91%); Bancaja (5,45%); y las cajas de Vigo (0,99%), Burgos (0,99%), Avila (0,99%) y Navarra (0,89%).

El endeudamiento de la compañía fusionada supone el 40% del valor de sus activos, del que un 20% proviene de los gastos derivados de la adquisición y el otro 20%, de la deuda que ya poseía Fadesa.

En lo que va de año, Fadesa, que debutó en Bolsa en abril de 2004, ha perdido más de un 34% de su capitalización.