Mercados

Año récord de estrenos y opas en la Bolsa

Las OPV aprobadas por la CNMV superan ya los 6.400 millones y las ofertas públicas de adquisición, los 45.400 millones

Mucho papel nuevo y fuerte actividad empresarial. 2007 se perfila como un año récord tanto en salidas a Bolsa como en opas. La OPV de la farmacéutica Rovi, cuyo folleto fue verificado el jueves por la CNMV, constituye el noveno estreno bursátil del año, tras Clínica Baviera, Realia, Solaria, Almirall, Criteria, Codere, Fluidra y Renta 4. Rovi empezará a cotizar el 5 de diciembre, pero no será la última. Quedan Tremón y, sobre todo, Iberdrola Renovables, posiblemente la próxima semana.

En total, las colocaciones en el mercado rondarán los 12.000 millones de euros, en función de la valoración de Renovables. Hasta ahora suman 6.485 millones y además de Tremón, que colocará alrededor del 25% del capital por unos 500 millones, queda Renovables, valorada según los primeros informes entre los 20.000 y los 25.000 millones, y que venderá el 20% del capital.

En realidad, se sacará al mercado menos capital de las empresas que en 2000 -fueron 14.000 millones-, pero en aquel ejercicio las OPS de Santander y BBVA, unos 3.000 millones cada una, inflaron las cifras.

De los 14.000 millones de las ofertas en 2000, casi la mitad eran de ampliaciones de capital

Los estrenos en el mercado comenzaron en abril con Clínica Baviera. Después se repartieron en los siguientes meses, y entre noviembre y diciembre se van a concentrar cuatro. 'El balance demuestra que existe bonanza empresarial. Para muchas, la salida a Bolsa supone la culminación de los éxitos acumulados en el negocio en los últimos tres o cuatro años, momento en el que aún era muy pequeñas', comenta Jordi Padilla, director de renta variable de Atlas Capital. Las cifras ratifican este comentario. Hasta septiembre, las compañías que cotizan en el Ibex 35 han ganado un 28% más, y las del continuo, el 20%. 'Cotizar en el mercado cada vez forma más parte de los planes estratégicos de cada empresa. Es una buena plataforma de publicidad y te da visibilidad', explica Alberto Alonso, socio director de AFP Inversiones.

Las OPV han marcado récord en volumen, pero también hay que reseñar la variedad de sectores que han sido protagonistas. Algunas debutantes pertenecen a negocios ya presentes, como el inmobiliario o el farmacéutico, pero otras han abierto el abanico de posibilidades para ser accionista con empresas cuya actividad es innovadora para la Bolsa. Tal es el caso de Codere (máquinas recreativas de juego), Fluidra (fabricante de accesorios para piscinas y tratamiento de aguas) o de Renta 4 (servicios de inversión).

En cuanto a las opas, hay que señalar que muchas de ellas se refieren a operaciones anunciadas en 2006, pero que el proceso ha culminado en el presente ejercicio, como ha ocurrido, por ejemplo con Endesa; la de mayor cuantía (23.600 millones).

El cúmulo de OPV y opas se ha producido en un momento óptimo para la Bolsa, que cotiza próxima a máximo histórico. De cara 2008 existen más dudas sobre el entorno económico y financiero. 'Si la volatilidad no hubiera aumentado por la crisis subprime, habríamos tenido como cinco o seis colocaciones más', comenta Alberto Alonso. En este momento, las predicciones de los analistas apuntan a que las empresas seguirán apostando en los sucesivos meses por salir al mercado.

Pero la actividad de fusiones y adquisiciones tiene visos de frenarse. 'Ya se nota cierta ralentización. Sigue habiendo actividad, pero ya no hay tantas operaciones ni guerras de precios como antes. Las que están sobre la mesa han sido fraguadas y estudiadas antes de que surgiera la crisis de las hipotecas de alto riesgo subprime', comenta Jordi Padilla.

La Bolsa va a cerrar un año récord en OPV. Comparativamente queda lejos de Estados Unidos con 289 estrenos de una cuantía de 55.726 millones de euros. Pero en Europa, ha superado a mercados como el alemán, con 40 ofertas por 7.000 millones. Eso sí, hay que sumar otros 7.500 millones procedentes de ampliaciones de capital. El índice Bloomberg que recoge la evolución a un año de las últimas OPV, sube una media del 12,43% para las empresas españolas.

Renta 4 no convence al mercado

El broker ha cerrado sus tres primeras sesiones en la Bolsa con resultado negativo. Empezó a cotizar a 9,25 euros, frente a una banda inicial que oscilaba entre los 8,80 y 10,8 euros, y el viernes cerró por debajo de esta referencia, a 8,20. La compañía pertenece al sector de servicios de inversión, que para algunos analistas presenta muchas dudas entre la entrada en vigor de la Mifid y la incertidumbre que existe sobre el sector financiero. Renta 4 intentó salir ya a Bolsa en 2000.

Los institucionales deciden

'Las OPV tienen un soporte importante con los inversores institucionales', comenta Jordi Padilla, responsable de renta variable de Atlas Capital. El experto hace referencia a la necesidad que tiene una compañía que sale a Bolsa del apoyo de los fondos internacionales. El éxito de las compañías que se han estrenado este año, los anteriores, y los siguientes se va a medir en gran medida por la respuesta de este tipo de inversor, al que normalmente se destina proporcionalmente la mayor cuantía de la oferta.

La atención se centra ahora en las próximas semanas. El jueves pasado la CNMV dio luz verde a la OPV de la farmacéutica Rovi. En lista de espera se encuentran Tremón e Iberdrola Renovables, que tienen previsto dar el salto al parqué antes de que finalice el año. La espera más deseada por el mercado es la de Renovables. 'Creo que va a ser la OPV de 2007', añade Padilla. Los expertos reconocen que las valoraciones que se manejan inicialmente son altas, pero que el interés de los inversores por este sector es fuerte. La cosa cambia, sin embargo, para otros tipos de actividad. 'Tremón sale con un handicap importante. Puede tener problemas para colocar la oferta entre los institucionales', afirma Padilla. Los fondos se han vuelto muy selectivos con las empresas españolas, máxime desde que se desató la crisis por las hipotecas de alto riesgo.