Lealtad, 1

Bajar los tipos por si acaso

Era de esperar, pero la confirmación no llegó hasta ayer por la noche. La Reserva Federal bajó los tipos de interés por si acaso. Por lo que pudiera pasar. 'Dada la inusual naturaleza del actual shock financiero, los participantes perciben que las perspectivas para la actividad económica están caracterizadas por una incertidumbre particularmente alta, con los riesgos para el crecimiento sesgados hacia abajo'.

En otras palabras, se bajan los tipos de interés porque no se sabe qué va a pasar, pero sí se sabe que si pasa algo, es malo. El recorte de medio punto era la acción más prudente, según las actas de la Reserva Federal publicadas ayer.

Sólo unas semanas antes del recorte de tipos, y de hecho sólo un par de días antes de las masivas inyecciones de liquidez por parte de los bancos centrales, la Reserva Federal omitió cualquier referencia a la crisis crediticia y, de hecho, logró animar los mercados. Si la Fed no dice nada, es que no pasa nada. Y el S&P subió con fuerza antes de caer a plomo, allá por mediados de agosto. Ahora ha vuelto a remontar posiciones, pero exactamente por el motivo contrario, es decir, porque la Fed ha tomado la decisión más drástica en muchos años. Y, lo que es más inquietante, sin justificarla. Pero el mercado, a lo suyo.

Pero, además, hay otros elementos extraños sobre el tapete, como el hecho de que los bonos estadounidenses a 10 años no hayan recogido ni una pizca del descenso de tipos y, a su vez, bajen de precio. Un problema en la medida en que, con este comportamiento, la decisión de Bernanke pierde efecto, pues si en España las hipotecas están ligadas al euribor, allí están vinculadas al bono a 10 años. Y, tal y como está el patio hipotecario, una caída de la letra que pagan los hipotecados sería de gran importancia para mitigar los efectos del enfriamiento económico. En este sentido, no sería descartable que, si Bernanke sí avista problemas, los tipos de interés vuelvan a bajar, esta vez con conocimiento de causa. Algo que también sugiere ese dólar a 1,40.