Petroquímicas

El petróleo sube con fuerza por las amenazas de Irán sobre el suministro

Los precios del petróleo Brent volvieron a superar ayer los 72 dólares después de que Irán amenazara de nuevo con usar su producción de crudo como arma en la disputa por su programa nuclear. Asimismo, varios problemas en las refinerías estadounidenses presionaron también al alza.

El crudo ligero estadounidense para entrega en julio se revalorizó a lo largo de la jornada de ayer un promedio del 1,1%, hasta superar holgadamente los 73 dólares por barril tras haber tocado un máximo de 73,55 y subir 1,99 dólares el viernes. Por su parte, el Brent, de referencia para Europa, cotizó toda la sesión en torno a los 72 dólares.

Este nuevo repunte del crudo se produjo como reacción a las declaraciones efectuadas el fin de semana por el líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, quien dijo el domingo que si Estados Unidos daba un 'paso equivocado' contra Irán, el flujo de crudo desde el cuarto exportador mundial se pondrá en peligro.

La secretaria de Estado de EE UU, Condoleezza Rice, respondió con cautela a la amenaza y recordó que quién más depende de los ingresos del petróleo es Irán.

'Las subidas son una combinación de varios factores pero lo más importante es Irán', explicó ayer John Brady, operador de ABN Amro en Nueva York. Las tensiones entre Irán y las principales potencias occidentales sobre el programa de enriquecimiento de uranio de Teherán han impulsado los precios del petróleo, que en lo que va de año se han revalorizado un 20%. El Brent alcanzó el pasado 3 de mayo su récord histórico al rozar los 75 dólares.

Las autoridades iraníes habían descartado en otras ocasiones usar el petróleo como arma en su disputa por el programa nuclear, pero los comentarios de Jamenei sugieren que Irán podría interrumpir los suministros, si es empujado a ello.

Los precios del petróleo también se ven impulsados por problemas de producción en las refinerías de EE UU, justo en la época de mayor demanda del año por el inicio de las vacaciones veraniegas.

'Iniciamos la temporada de carretera y la de huracanes, cuando el mercado opera más caro por cuestiones estacionales', manifestó Brady.

Además, en Nigeria, uno de los países miembros de la OPEP, un grupo de secuestradores liberaron el domingo a ocho trabajadores extranjeros dos días después de capturarlos en un ataque sin precedentes contra una plataforma petrolífera marítima.

Pero si el mercado de crudo no deja de dar malas noticias, la debilidad del dólar amortigua en gran medida el repunte del coste del crudo, ya que su factura se paga en esta divisa.

El dólar cotizó ayer en torno a mínimos de un año frente al euro, después de que los últimos datos de empleo estadounidense, más débiles de lo esperado, redujeran las posibilidades de que la Reserva Federal decrete este mes una nueva subida de los tipos de interés.

El euro, por su parte, también contribuyó a la caída de la divisa estadounidenses ante las expectativas de que los firmes datos macroeconómicos publicados recientemente animen al Banco Central Europeo a subir los tipos en su reunión de esta semana.

A pesar de su fortaleza, el euro retrocedió hasta los 1,2925 dólares, tras el máximo de 1,2980 dólares marcado a primera hora.