La batalla energética

El Gobierno estudia los cambios legales para frenar la opa de Eon por Endesa

El Consejo de Ministros tiene previsto aprobar hoy las reformas regulatorias del mercado de generación eléctrica apuntadas por Industria. Además, según varias fuentes, va a debatir algunos cambios legales para poder vetar la opa de Eon sobre Endesa. Las opciones que se barajan son las de endurecer la llamada ley Rato, que limita los derechos a empresas públicas extranjeras o la potestad de la CNE para analizar la compra de empresas energéticas.

La reforma del mercado eléctrico que el Gobierno apuntó tras el acuerdo del Consejo de Ministros que autorizó la opa sobre Endesa se debatirá hoy en el marco de la oferta competitiva lanzada por la alemana Eon. Las citadas reformas, que persiguen reducir el poder de mercado de las empresas en el pool, han soliviantado a las eléctricas, algunas de las cuales consideran que se trata de una 'expropiación en toda regla' pues podría suponer la fijación de un precio regulado por el Gobierno para la práctica totalidad de la producción del sector.

Sin embargo, lo que se ha querido vender como una venganza contra Eon no puede considerarse tal, pues se trata de reformas previstas, en línea con las propuestas del Libro Blanco, y 'al no poder descartarse que Endesa acabe en manos de Gas Natural, el supuesto castigo regulatorio sería infligido a la gasística', señalan fuentes del sector.

El Gobierno se debatía ayer sobre la posibilidad de plantear en la reunión del Consejo de Ministros de hoy algún tipo de cambio legal que permita vetar la oferta de la alemana sobre la primera eléctrica española. Una de las opciones sería endurecer la Ley 55/99, llamada ley Rato, que continúa en vigor y que prohíbe los derechos de voto por encima del 3% a las empresas públicas extranjeras que tomen participaciones en empresas energética españolas. æpermil;sta fue aplicada durante un tiempo a EDP en su filial Hidrocantábrico.

ENDESA 18,28 0,41%
NATURGY 26,17 0,65%

Según fuentes cercanas al Gobierno, una de las posibilidades es ampliar esta limitación a las empresas que gocen, a su vez, de una acción de oro (veto gubernativo) 'como sería el caso de Eon'. Las mismas fuentes precisan que Ruhrgas, la gasística con la que se ha fusionado Eon 'goza de una acción de oro por 10 años'. Al amparo de la ley Rato, Eon ha presentado la operación para su visto bueno a la Secretaría General de la Energía, que debe autorizarla en función de los efectos directos o indirectos que tenga la operación.

Otra opción es ampliar la potestad legal de la CNE para analizar este tipo de operaciones a la luz de los riesgos que puedan correr las inversiones en distribución y acabar con la asimetría de la Ley de Hidrocarburos que, según la función 14, sólo le permite autorizar compras cuando la adquirente tiene actividades reguladas (distribución), pero no en el caso de que las tenga la compañía comprada. Así, de la misma manera que Gas Natural, por ser distribuidora, ha debido someter a la autorización de la CNE la compra de Endesa, la compra del 22% de Unión Fenosa por parte de ACS no pasó por las manos del regulador (por ser ésta una constructora), que tampoco analizó la compra de Cantábrico y Viesgo por EDP y Enel, respectivamente, por ser las compradoras empresas extranjeras, sobre las que la Comisión Nacional de la Energía no tiene jurisdicción.

De hecho, el propio secretario general de la Energía, Antonio Fernández Segura, aseguró ayer en el Congreso que la normativa debería permitir examinar la opa de Eon sobre Endesa, porque ésta 'puede afectar al aprovisionamiento energético', informa Efe. Segura subrayó que la ley es 'asimétrica' al permitir analizar operaciones de pequeña envergadura, pero no grandes operaciones como es esta opa. El secretario de la Energía insistió en que la regulación no es buena y que propondrá un cambio 'donde tenga que proponerlo', porque afecta a 'actividades relevantes del proceso de producción, transporte y distribución y suministro de electricidad en España'.

Cualquier cambio legal por estas vías debería plasmarse en un real decreto, por lo que no falta quien asegura que es muy precipitado que el Gobierno lo pueda aprobar hoy.

El Gobierno tiene previsto aprobar hoy un acuerdo con una serie de mandatos para reforma el pool, a desarrollar legalmente hasta julio, así como modificaciones en el sector del gas. La reforma se completará en los próximos meses con la transposición de las directivas de luz y gas y una nueva metodología de tarifas. En el sector señalan que la irrupción de Eon puede llevar al Gobierno a adelantar por vía de urgencia alguna medida.

La más polémica es la prohibición de que una generadora venda electricidad en el pool en la misma franja horaria en que compre la distribuidora o comercializadora del mismo grupo. Si así lo hacen, el Gobierno fijará un precio para esas compras (por encima de 40 euros MW). La opción: firmar entre ellas contratos bilaterales fuera del pool. El Gobierno quiere acabar así con el déficit de tarifa. Otra medida son las subastas de electricidad, algo que está ya en la ley, pero que ahora se concretarán. En lugar de vender centrales se cede parte de la potencia. Asimismo, se limitará la potencia gestionada: nadie podrá gestionar más de un porcentaje (a determinar) de cada tecnología de producción, por ejemplo, la hidráulica. Así, o se cede parte de la gestión o se subasta energía. La que no quiera ceder, puede vender.