Guerra hipotecaria

El Abbey venderá hipotecas por teléfono

El Santander ha dado un paso más para convertir al Abbey, su filial británica, en 'el mejor banco minorista de Inglaterra', según el objetivo de su consejero delegado Francisco Gómez Roldán.

La entidad se ha lanzado de lleno en la guerra hipotecaria. Cahoot, el banco por internet del Abbey, acaba de lanzar una serie de créditos hipotecarios, tanto a un tipo de interés variable como a tipo fijo, que se comercializan, además, por teléfono.

'Esta nueva gama de hipotecas competitivas nos permite comprobar el nivel de demanda del mercado', señaló John Goddard, director gerente de Cahoot.

'Estos préstamos sólo se pueden solicitar por teléfono, lo que les hace un producto ideal para aquellas personas que no necesiten tener un contacto directo con un agente del banco. Esto representa una de las mejores ofertas en el mercado y esperamos que esta prueba sea un éxito', insistió el directivo británico.

Pero la agresividad comercial que el Santander quiere implantar en el Reino Unido persigue impulsar la cartera hipotecaria global del Abbey, la primera del país. Si el nuevo producto lanzado por Cahoot tiene una elevada demanda, el Abbey lanzará a primeros del próximo año una serie de hipotecas por internet y teléfono.

Cahoot ofrece a sus clientes que opten por un tipo más bajo pagando una comisión de entrada más elevada, o viceversa. La hipoteca fija sale con un tipo de interés del 4,49%, mientras que en el préstamo Flexible Plus es del 4,9%.

Santander, que adquirió el Abbey en noviembre de 2004, ha basado su estrategia en dos pasos. Primero, reducir los costes y estabilizar el negocio, para posteriormente impulsar la actividad comercial de su filial británica.

En este sentido, la producción neta de hipotecas, que asciende a 7.000 millones de libras, ha regresado a los niveles de crecimiento de hace cuatro trimestres y ha retomado el signo positivo, a pesar del empeoramiento de la calidad crediticia en el Reino Unido.

El Abbey captó, además, 1.000 millones de libras de ahorro en sólo tres meses con un nuevo producto, creció un 11% en préstamos personales, un 11% en emisión de tarjetas de crédito y el 6% en cuentas corrientes.