Obligaciones convertibles

Ballvé tendrá en torno al 20% de Telepizza si ejecuta sus obligaciones

El presidente de Telepizza, Pedro Ballvé, posee el 82% de una emisión de obligaciones convertibles a 1,37 euros, cuyo plazo de conversión podría adelantarse en algo más de un año. Si el sindicato de obligacionistas logra su propósito el próximo viernes y Ballvé convierte las obligaciones, se hará con un 20% de la sociedad, frente al 8,66% que controla ahora. Telepizza cotiza a 1,85 euros.

El presidente de Telepizza, Pedro Ballvé, está a un paso de hacerse con alrededor del 20% de la compañía frente al 8,66% que controla actualmente, según se refleja en el informe de gobierno corporativo.

La empresa de comida rápida realizó en abril del año pasado una emisión de obligaciones convertibles a 1,37 euros por acción cuyo primer plazo de conversión estaba fijado para febrero de 2007. La emisión se acordó por un total de 4.471.948 obligaciones por un importe nominal máximo de 62,6 millones de euros. El consejo de Telepizza aprobó el 27 de abril de 2004 la suscripción incompleta con un total de 4.180.452 obligaciones convertibles y/o canjeables. El presidente, Pedro Ballvé, suscribió el 82,03% de las obligaciones.

Ahora, el sindicato de obligacionistas pretende adelantar el primer plazo de conversión a diciembre de 2005, es decir, un año y tres meses antes de lo previsto. Para ello, ha convocado una asamblea que tendrá lugar el próximo viernes y en la que Ballvé tiene la llave maestra al poseer un total de 3.429.322 obligaciones (el 82,03% del total).

Y es que según los estatutos del sindicato de obligacionistas, 'la asamblea podrá adoptar acuerdos siempre que los asistentes representen a las dos terceras partes del importe total de las obligaciones en circulación de la emisión, debiendo adoptarse estos acuerdos por mayoría absoluta de tal importe'.

Si los obligacionistas logran su propósito de adelantar el primer plazo de conversión a diciembre de 2005, Ballvé pasaría a controlar algo más del 20% de Telepizza ya que, según se reconoce en el informe de gobierno corporativo, los 3,43 millones de obligaciones que posee Pedro Ballvé 'atribuyen el derecho a la suscripción de hasta 35 millones de acciones representativas del 13,16% del capital social resultante'.

Mientras tanto, el resto de los actuales accionistas de Telepizza verán diluida su participación un año y tres meses antes de lo que estaba previsto. La compañía no quiso hacer ningún comentario sobre la repercusión que las obligaciones y el adelanto previsto que la conversión pueden tener sobre los actuales accionistas de Telepizza. Este diario también intentó, sin éxito, recabar la opinión de Pedro Ballvé.

La acción de Telepizza cerró el viernes a 1,85 euros, un 37% más que el precio establecido en las obligaciones. Sobre esta cotización, Ballvé ha obtenido unas plusvalías latentes de 16,8 millones de euros. Las acciones que Ballvé obtendría al convertir las obligaciones estarían valoradas en 64,8 millones de euros.

La presencia de Atento y Caja Madrid

Ballvé, a través de la sociedad Carbal, también tiene una opción de compra sobre 5.375.000 acciones de Telepizza, lo que supone un 2,4% del capital. Esta opción, suscrita con Caja Madrid en marzo del año 2001, era ejercitable durante un periodo tres años. Cuando cumplió el plazo en marzo de 2004 se produjo una renovación por parte de Caja Madrid, de acuerdo con los datos de los documentos oficiales de la sociedad.

El informe de gobierno corporativo de la empresa de comida rápida señala que esta opción de compra es ejercitable en cualquier momento hasta el 30 de octubre del año 2006. Con lo cual, Ballvé podría llegar a controlar más del 22% del capital de Telepizza en caso de que materialice todas sus posibilidades.

Otro actor en el capital de la empresa es el grupo Telefónica que, a través de su sociedad Atento, es titular de 218.878 obligaciones convertibles y/o canjeables de Telepizza, lo que supone el 5,23% del total de obligaciones. Este porcentaje atribuye el derecho a la suscripción de un total de 2.236.709 acciones, representativas del 0,84% del capital social resultante.

Atento entró en el capital de Telepizza en abril del año 2000 con un 4,9% del capital, porcentaje que sigue manteniendo en la actualidad.

La filial de Telefónica pagó en aquel momento un precio de 9,32 euros por acción, con una prima del 5% sobre la cotización de mercado. A los precios actuales, Atento acumula unas pérdidas de 81,75 millones de euros.

El destino de la autocartera

Telepizza decidió en el mes de diciembre de 2003 acabar con la autocartera del 3,2% del capital. Poco antes de vencer el ejercicio, la compañía firmó un acuerdo de compraventa con el Banco Cooperativo Español, entidad en la que participan cajas rurales, por el que el banco adquiría esas acciones a un precio de 1,39 euros y además disfrutaría de los derechos políticos y económicos hasta el 2 de junio de 2004. En esta fecha, Telepizza debería recomprar el paquete al mismo precio más el coste de financiación del aparcamiento. Ese día la cotización era de 1,53 euros, por lo que Telepizza podía haber recuperado las acciones con alguna ganancia, e incluso podía haber utilizado ese paquete para convertir parte de las obligaciones, dado que nada impide que se puedan emitir nuevas o canjearlas por viejas. Del movimiento de ese paquete desde entonces, se informa este año con motivo de la entrega de la memoria de 2004 a los accionistas. En concreto, en su página 144, los responsables de Telepizza afirman que la empresa 'ha cedido a un tercero la opción de compra de 7,2 millones de acciones'.