Futuro de Europa

El enfrentamiento entre Reino Unido y Francia bloquea el presupuesto europeo

Los ministros de Exteriores de la UE se reúnen hoy de nuevo en Luxemburgo para tratar de desbloquear las negociaciones sobre las perspectivas financieras de la Unión para el periodo 2007-2013.

El asunto más espinoso es el llamado cheque británico -la devolución a Londres de parte de su aportación a las cuentas comunitarias en compensación por no recibir ayudas agrícolas. Francia sigue reclamando a Londres la reducción del cheque, mientras que Reino Unido vincula esa revisión a la de la Política Agraria Común, que se lleva gran parte del presupuesto europeo y de la que Francia es la gran beneficiaria.

Las divergencias entre las posturas francesa y británica, que ya quedaron patentes ayer en una reunión informal de los ministros de Exteriores en Luxemburgo, han vuelto a salir hoy a relucir. Jack Straw, a su llegada a la reunión del Consejo de Asuntos Generales, también en Luxemburgo, ha insistido en que Londres tiene una "visión particular" sobre el cheque, una compensación creada en 1984 y que supone una devolución de unos 5.000 millones de euros anuales de lo que Londres aporta a la UE. Además, ha insistido en la necesidad de recortar la aportación de cada país al presupuesto comunitario para el próximo periodo financiero y ha calificado de ¢insuficiente¢ la propuesta en este sentido presentada por la presidencia luxemburguesa. Finalmente, ha negado que el Reino Unido esté aislado en la dura batalla sobre las cuentas de la UE que deberá librarse en la Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que se inicia este jueves en Bruselas.

Por su parte, el ministro de Exteriores francés ha vuelto a reiterar la petición a Reino Unido para que acepte una revisión del cheque. ¢No podemos añadir a la crisis política e institucional [la creada por el §no§ francés y holandés a la Constitución europea] una crisis financiera¢, ha dicho Philippe Douste-Blazy. ¢Necesitamos un compromiso. No podemos no llegar a un acuerdo¢ en el Consejo sobre las perspectivas financieras de la UE. Londres aceptaría rebajar el cheque a cambio de que se revise la PAC, pese a que las ayudas agrarias ya están fijadas hasta 2013. Francia y España se oponen a que se revise esta partida, que se lleva el 40% del presupuesto comunitario.

Mientras, algo más conciliador se ha mostrado el ministro alemán de Exteriores, Joschka Fischer, que ha apuntado la posibilidad de no alcanzar un acuerdo esta semana sobre los presupuestos de la UE para el periodo 2007-2013 al señalar que es la presidencia luxemburguesa de turno la que debe decidir "si es realista" conseguirlo ahora o si es preferible ¢alcanzar un resultado preliminar que se desarrolle durante la presidencia británica".

Finalmente, el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la UE, Joaquín Almunia, ha asegurado que la negociación en el Consejo del jueves y el viernes será ¢difícil" pero ha augurado que finalmente habrá acuerdo. Almunia sostiene que se llegará a una "solución de compromiso" sobre el reparto de los fondos, porque los países miembros son conscientes de que "ganarán más si se llega a un acuerdo".

Con los resultados del debate de ayer y las entrevistas que el primer ministro luxemburgués, Jean Claude Juncker, está celebrando con todos los líderes europeos, la presidencia prevé presentar su definitiva propuesta presupuestaria el próximo miércoles. Ese documento servirá de base para la reunión del Consejo Europeo, donde un acuerdo es fundamental no sólo por la importancia del marco presupuestario si no también para enviar una señal política fuerte de que la UE sigue en movimiento a pesar de la crisis generada por el rechazo de franceses y holandeses a la Constitución.