Software

Un tribunal de EE UU da vía libre a la opa de Oracle sobre Peoplesoft

La opa hostil de Oracle sobre Peoplesoft empieza a moverse 15 meses después de ser lanzada. Un juez de San Francisco ha dado luz verde a la operación rechazando los argumentos del departamento de Justicia, que teme el dominio del mercado de la empresa resultante. Aún quedan otras barreras para cerrar esta operación de 7.700 millones de dólares, pero la presión sobre Peoplesoft crece.

En un mes de juicio en el que testificaron los principales actores del mercado del software para empresas, el Gobierno no convenció al juez Vaughn Walker de que la compra incidirá negativamente en la competencia ahora existente. Según los expertos, la clave ha sido que los abogados del Gobierno no han sabido definir los límites de este mercado cuando Oracle ha argumentado que éste está globalizado y participado por grandes como ellos, SAP e IBM, y también otras empresas que atienden nichos especializados.

El departamento de Justicia no ha dicho si recurrirá la sentencia. Si no lo hace, la opa, enquistada desde su lanzamiento en mayo de 2003, puede empezar a moverse al levantarse una de las barreras más pesadas para ello. De momento, Oracle, la empresa presidida por Larry Ellison, ha pedido una reunión con el consejo de Peoplesoft y ha ampliado el plazo para que los accionistas acepten su oferta de 21 dólares por acción que vencía ayer. Ahora tienen hasta el 24 de septiembre. Se trata de la undécima extensión de una opa que ha cambiado varias veces de precio al alza y la baja (de 16 a 26 dólares) en los 15 meses de recorrido que lleva.

La presión crece así sobre el consejero delegado de Peoplesoft, Craig Conway, quien depositó su confianza en la acción del Gobierno y se ha opuesto fieramente a la opa. Conway ha culpado a Oracle de la pérdida de clientes, algo que no ha podido detener y ha pasado una cara factura a los resultados de los últimos cuatro trimestres. Conway sigue temiendo que Oracle despida a la mayoría de sus 11.500 trabajadores y solo tenga interés en sus 12.000 clientes.

Las acciones de Peoplesoft se apreciaron ayer hasta rozar los 20 dólares por acción al asumir los inversores que el consejo no querrá erosionar más aún el valor de la empresa en una batalla defensiva más larga.

Pese a todo, la lucha continua puesto que aún queda pendiente que se resuelva la demanda de Peoplesoft que pide a Oracle 2.000 millones de dólares por daños y perjuicios. El juicio, instado poco después del lanzamiento de la opa, comienza el 1 de noviembre. El otro examen que la fusión debe pasar es el de las autoridades europeas de la competencia que esperaba el veredicto de San Francisco para pronunciarse.

Si la opa prospera, Oracle, el número tres del mercado, acercaría sus posiciones a la alemana SAP, que controlaría aún el 39% de éste. Peoplesoft es la segunda empresa en este negocio, que mueve 170.000 millones de dólares, con una cuota del 13% tras su fusión con JD Edwards. Pero el veredicto del juez de San Francisco puede hacer que los rankings del mercado se muevan más.

En círculos empresariales y legales, la segunda e importante lectura de la sentencia del juez Walker es que el mercado está abierto a la consolidación. Ahora se esperan más fusiones protagonizadas por Microsoft, IBM o incluso el gigante SAP. æpermil;sta y la empresa de Gates ya examinaron esta posibilidad, como salió a relucir en el juicio ante el juez Walker.

Craig Conway Consejero delegado de Peoplesoft

Craig Conway llegó en 1999 a Peoplesoft como director ejecutivo. Antes había trabajado en otras compañías del sector de las telecomunicaciones pero procedía de la propia Oracle que ahora tiene enfrente. Conway no puede evitar en público el disgusto personal que le produce Ellison a quien ha puesto el sobrenombre de Genghis Khan.

Larry Ellison Fundador y presidente de Oracle

A Ellison se le conoce por su éxito, perfeccionismo, fuerte carácter y afición a la vela. Lo primero se resume en la biografía que publicó Mike Willson, La diferencia entre Dios y Larry Ellison. Antes de este libro era el 'otro multimillonario del software'. Haciendo gala de su carácter dice que cuando compre Peoplesoft lo primero que hará es echar a Craig Conway.