Argentina

'Ni lo sueñe'

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Rato, no se ha estrenado con buen pie en Latinoamérica. Numerosas protestas en las calles bonaerenses fueron el recibimiento que el pueblo argentino dio al jefe del organismo al que creen responsable del colapso económico de 2001.

El enfrentamiento más duro hasta el momento lo vivió durante su entrevista con el presidente argentino, Néstor Kirchner y el ministro de Economía, Roberto Lavagna. En ese encuentro, Rato instó a una mejor negociación de la deuda con los acreedores privados, que alcanza los 100.000 millones de dólares, y a un aumento del superávit fiscal primario, a lo que Kirchner respondió: 'Ni lo sueñe', según fuentes cercanas.

El director del FMI se comprometió a estudiar el aplazamiento del pago de 1.000 millones de dólares que Argentina debe hacer este mes y a retomar las negociaciones del programa de 13.000 millones de dólares que está en suspenso. Entretanto, quema de neumáticos en las calles, lluvia de panfletos con la leyenda 'Fuera Rato' e incluso dos bombas caseras marcaron la estancia de Rato en Buenos Aires.

El objetivo de esta primera gira, que incluye visitas a Uruguay, Chile y Brasil, es el de 'mantener un primer contacto con los Gobiernos de la región en su nueva condición de director gerente del Fondo', declaró a este periódico un portavoz del organismo.