Macroeconomía

EE UU crece dos décimas por debajo de lo esperado en el segundo trimestre

El Departamento de Comercio de Estados Unidos ha revisado hoy a la baja la cifra de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) en el segundo trimestre y la ha situado en el 2,8%, dos décimas menos que la primera estimación.

En el primer trimestre el crecimiento de la economía estadounidense estuvo muy encima de esta cifra, al situarse en el 4,5%. El incremento del PIB en el segundo trimestre vino dado por el aumento del consumo doméstico (+17,3), seguido del incremento de la producción en el sector de equipos y software, de la inversión en capital fijo y de la inversión pública.

La desaceleración de la actividad económica en Estados Unidos estuvo ocasionada por el incremento de las importaciones (+14%) y la caída de la inversión privada y de los gastos de consumo personal.

Por otra parte, el Gobierno español cree que, a pesar de la subida del petróleo, el PIB crecerá este año el 2,8% y confía en que la tasa del 2005 no se alejará del 3%, aunque admite que, si el precio medio el año que viene alcanza los cuarenta dólares, esa cifra podría reducirse al 2,6%.

Mejora la confianza del consumidor

La confianza del consumidor en Estados Unidos ha aumentado en la segunda mitad de agosto tras haber retrocedido en la primera parte del mes, ante la reducción de los precios del crudo y al disminuir el temor en torno a la seguridad, según se desprende del índice de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan, publicado hoy.

El sondeo recoge que la confianza del consumidor estadounidense ha subido a finales de agosto hasta 95,9, desde el 94,0 en el que se situó en la lectura de mediados de mes, aunque estuvo ligeramente por debajo de la medición de 96,7 de finales de julio.

Greenspan no da pistas

A pesar de las previsiones, Alan Greenspan, presidente de la Reserva Federal de EE UU (Fed), no ha desvelado en su aparición de hoy durante un simposio sobre el impacto en la economía mundial de la demografía, ninguna clave sobre las condiciones económicas actuales.

Greenspan tan solo ha comentado, dentro del tema de la conferencia, que la creciente presión que ejerce el envejecimiento de la población en las finanzas de Estados Unidos hace vital que el sistema de pensiones adopte medidas como aumentar la edad para recibir los beneficios totales de jubilación.