Venta de acciones

El primer accionista de Ebro Puleva vende su 14,2% a inversores institucionales

El grupo alemán Südzucker, hasta ahora primer accionista de Ebro Puleva a través de su filial Saint Louis Sucre con casi el 14,2% del capital, ha decidido abandonar el accionariado de la española. La alemana pretende 'atender necesidades de financiación corporativa de su grupo empresarial', según el comunicado remitido ayer a la CNMV.

El grupo azucarero francés, adquirido a finales de 2001 por Südzucker, ha formulado una oferta privada de venta de la totalidad de sus acciones (21,8 millones de títulos) que se destina a un 'único tramo institucional compuesto exclusivamente por inversores institucionales tanto residentes en España como en el extranjero'.

La venta se realizará mediante la fórmula denominada accelerated bookbuilding offering, coordinada por un banco de inversión. Esto significa que la colocación tendrá un carácter acelerado, ya que se llevará a cabo a lo largo del día de hoy.

EBRO FOODS 17,34 0,58%

Para materializar esta operación, Saint Louis ha suscrito un acuerdo de compraventa y colocación con Deutsche Bank AG London y Deutsche Securities Sociedad de Valores. Como agente se ha designado a BNP Paribas que se encargará de gestionar los cobros y pagos derivados de la oferta.

La desinversión de Südzucker se enmarca dentro de su política de concentración empresarial y gestión de inversiones. El grupo alemán ha formalizado en los últimos meses el cierre de varias fábricas en diferentes países y su objetivo con Ebro, según fuentes del sector, es 'hacer caja en un momento en que necesita liquidez'.

Tras la salida de su primer socio, el mayor accionista de Ebro Puleva será la familia Hernández Barrera (antiguos propietarios de la arrocera Herba) que cuenta con el 11% del capital. Según fuentes cercanas a la operación, serán varias las instituciones que entren en Ebro Puleva a través de esta oferta privada de venta, lo que diluirá ese 14,2%. El resto de accionistas de referencia son KIO, con el 7,8%; Caja España (7%), Caja Duero (5%) y Caixa Galicia (3,3%).

Ebro Puleva cerró ayer en Bolsa a 9,60 euros, tras caer un 3,03%; este descenso se produjo en la última hora de cotización.