Foro internacional

Comienza en Ginebra la primera Cumbre sobre la Sociedad de la Información

La primera Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información impulsada por Naciones Unidas arranca hoy en Ginebra (Suiza) con el propósito fundamental de conseguir limar en los próximos años la denominada 'brecha digital' entre los países del Norte y del Sur. Así, desde hoy y hasta el viernes cerca de medio centenar de jefes de Estado y de Gobierno, además de múltiples altos cargos de casi doscientos países, participarán en la primera fase de esta cumbre, que tendrá continuación en noviembre de 2005 en Túnez. Al frente de la delegación española, que ha contribuido al evento con al menos 100.000 euros, estará el ministro de Ciencia y Tecnología, Juan Costa.

Dada la trascendencia de los objetivos perseguidos en Ginebra se llegó a barajar la posibilidad de que el presidente del Gobierno, José María Aznar, encabezara la representación española, aunque finalmente fue descartada, al igual que la presencia de otros muchos líderes de países occidentales. Por el contrario, numerosos jefes de Estado de países en vía de desarrollo estarán presentes en la cita, conscientes de la oportunidad de hacerse oír en un foro en el que estarán presentes gobiernos, empresas, sociedad civil y agencias de la ONU. De hecho, será el secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, el encargado de inaugurar hoy el evento.

Limar diferencias tecnológicas

El presidente de Senegal, Abdoulaye Wade, ha sido en las últimas fechas una de las voces más potentes que ha pedido la colaboración de Occidente para reducir las diferencias en el acceso de los pueblos a las tecnologías de la información y la comunicación, mediante la creación de un 'fondo de solidaridad digital'. Consciente de que la idea de este fondo actualmente es rechazada por la mayoría de los países occidentales, Wade tiene previsto proponer en Ginebra su adhesión voluntaria. A pesar de que los países que se suscriban pueden elegir la cuantía con la que colaboraran a la misma, las principales potencias ya han rechazado esta iniciativa.

Otro de los otros grandes ejes de debate de la cumbre girará en torno al organismo regulador de Internet. En la actualidad, la Red es gestionada por la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN, por sus siglas en inglés), entidad estadounidense sin ánimo de lucro. Ante las dudas sobre la objetividad de este organismo, muy ligado al gobierno estadounidense, se ha propuesto la creación de una agencia de Naciones Unidas que controle Internet. Sin embargo, la Administración Bush y Occidente se han apresurado a rechazar esta iniciativa, cuya discusión ha quedado desplazada a un grupo de trabajo que analizará las variantes con vistas a la cumbre de Túnez.