Consenso de política monetaria europea

Los expertos creen que el BCE dejará hoy invariables los tipos de interés

Hoy es primer jueves de mes y, como de costumbre, el BCE tiene una cita en Fráncfort para decidir si varía o no los tipos de interés en la zona euro.

Los analistas y expertos coinciden, esta vez, en que el recién llegado a la presidencia de la entidad, Jean-Claude Trichet, y sus consejeros mantendrán invariable el precio del dinero en el área.

Así lo expresa el 'consejo en la sombra' del BCE, un grupo de 18 expertos internacionales (del mundo de la empresa y académicos) agrupados por The Wall Street Journal y el diario alemán Handelsblatt. Cinco Días publicará a partir de hoy y con carácter mensual la opinión del grupo de expertos, que suele reunirse unos días antes de la cita oficial del BCE.

Más de la mitad de los analistas, a favor de una revisión del Pacto de Estabilidad

De los 18 analistas, 12 apuestan por que el banco europeo dejará como están los tipos de interés de referencia, que no se mueven del histórico 2% desde junio. Otros cuatro se apuntan a un ligera subida de 0,25 puntos. Los dos restantes, en clara minoría, se inclinan a un recorte de un cuartillo (0,25 puntos) en los tipos.

La mayoría de ellos justifica el mantenimiento de tipos en un intento de dejar pasar tiempo para comprobar si la recuperación económica en ciernes tiene visos de perdurar o, si por el contrario, necesita de un apoyo explícito desde la política monetaria. En la mente de los expertos se encuentra también el nivel actual de los tipos, en mínimo histórico, por lo que se debe administrar con cautela cualquier la bajada adicional. Otro aspecto polémico que ha estado sobre el tapete en los últimos días es la posibilidad de revisión del Pacto de Estabilidad, tras la decisión del Consejo de Ministros de Finanzas de la UE (Ecofin) de no sancionar a Francia y Alemania por incumplir el límite del déficit público impuesto por Bruselas. La decisión ha abierto una crisis institucional entre la Comisión Europea y los Quince.

Más de la mitad (10 de 18) de los expertos se muestra a favor de una reforma del pacto que dé vigor al crecimiento económico en la vieja Europa. Los analistas, lejos de considerar 'un atraso' la decisión del Ecofín, tal y como declaró el propio BCE, creen que es una oportunidad para relanzar el pacto y adecuarlo a todo tipo de coyunturas, incluida una etapa de desaceleración económica como la vivida en los dos últimos años.

Alguno de ellos, como Ángel Ubide, de Tudor, alertan del riesgo de una fuerte apreciación del euro frente al dólar en un corto periodo de tiempo, que dañaría las exportaciones europeas. La moneda única europea lleva cuatro días consecutivos alcanzando máximos históricos en los mercados de divisas.

En estos momentos cotiza frente al billete verde por encima de 1,21 dólares, muy por encima de su valor de nacimiento.

Repercusiones sobre precios y actividad

Inflación

Estabilidad de precios Una de las variables más importantes para la estabilidad económica de la zona euro es la inflación. Para los próximos meses, el consejo en la sombra del BCE apuesta por el mantenimiento del índice de precios de consumo (IPC) en un intervalo que oscila entre el 1,5% y el 2%, ligeramente por debajo de las tasas actuales. No obstante, el comportamiento de la inflación es vital para que el banco europeo tome sus decisiones sobre tipos. Los expertos creen que el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, advertirá hoy sobre la persistente inflación, sobre todo en algunos países con un ciclo económico más avanzado, como Irlanda.

Crecimiento

Salida del agujero En cuanto al crecimiento económico, los expertos son relativamente optimistas. Pronostican una paulatina aceleración del PIB en 2004, aunque no alcanzaría tasas superiores al 2% hasta finales del próximo ejercicio. Francia y Alemania tienen la llave. Su fragilidad presupuestaria y las dudas para generar crecimiento son los principales problemas que tiene ahora la zona euro.

Integración

Mercados de capitales Otro elemento fundamental para el futuro de la región es la integración de los mercados de capitales en euros. Se busca una mayor eficacia de la política monetaria y elevar el potencial de crecimiento de la región. Ayer mismo, el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, se refirió a ello en un foro del mercado de renta fija organizado en París.

Trichet confió en la cooperación entra las autoridades nacionales para redactar un 'manual europeo común' que reúna las medias técnicas aplicables en materia de reglamentación financiera, 'que ofrecería a las instituciones financieras europeas la referencia que les falta hoy'.

Entre expertos ¿Qué es más conveniente?

Joachim Fels, economista de Morgan Stanley

'Propongo una subida de los tipos de interés del BCE de 25 puntos básicos. Este movimiento serviría para asegurar que la inflación a largo plazo se mantenga anclada cerca del 2% en un entorno caracterizado por una recuperación del crecimiento doméstico y mundial, con un aumento de los precios de las materias primas y un exceso de liquidez. Los datos del PIB del tercer trimestre (+0,4%) indican que la economía ha vuelto a su ritmo de crecimiento'.

Thomas Mayer, economista jefe de Deutsche Bank

'Mi voto preliminar es que no haya cambios. La evolución económica apoya mi previsión de una recuperación moderada, con un crecimiento interanual del 2% en el cuarto trimestre de 2004. Espero que la inflación se modere hasta el 1,6%. Aunque la masa monetaria ha sido alta, no parece que el exceso de liquidez vaya sea un problema. Podríamos necesitar un recorte si se materializan los riesgos o una subida si nos sorprende el crecimiento'.

Paul de grauwe, de la Universidad Católica de Leuven

Su apuesta es por que el Banco Central Europeo apruebe un recorte de los tipos de interés de 25 puntos básicos, lo que los dejaría en el 1,75%. Sólo comparte esta opinión otro miembro del Consejo, Francesco Giavazzi, profesor de la Universidad de Bocconi. De Grauwe se muestra además favorable a un cambio en el Pacto de Estabilidad, del que dice que 'esta semana o más tarde tenía que desmoronarse'.