Balance

El beneficio de Repsol YPF cae un 9% lastrado por la desinversión en Gas Natural

El balance de la petrolera Repsol YPF se desmarca del resto de las grandes del sector y de las previsiones de los accionistas. La compañía ha comunicado esta mañana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que el beneficio neto de los nueve primeros meses del año ha caído un 8,8% hasta los 1.608 millones de euros desde los 1.763 millones del mismo periodo de 2002.

Esta caída se debe, fundamentalmente, al impacto que tuvo en el beneficio neto del año pasado la venta del 23% de su participada Gas Natural, que generó una plusvalía de más de 1.000 millones. Por el contrario, el beneficio neto ajustado, que no tiene en cuenta los extraordinarios, creció un 38,8% mientras que el beneficio operativo aumentó un 23%. La empresa recuerda, además, el impacto negativo de la caída de la cotización del dólar frente al euro, la mayor tasa impositiva y el coste ocasionado por el accidente de la refinería de Puertollano (Ciudad Real) el pasado agosto.

Este anuncio ha sorprendido negativamente a los analistas, que esperaban una mejoría de los beneficios netos y operativos en términos interanuales. El mercado pronosticaba una caída del beneficio atribuible del 4,1% para los primeros nueve meses del año, según los analistas consultados por la agencia Reuters.

REPSOL 10,06 -0,40%

Tercer trimestre

La caída es más suave en términos trimestrales. Entre julio y septiembre, Repsol ha obtenido un beneficio de 443 millones de euros, frente a los 493 de 2002, lo que supone una reducción del 3,9%.

Las previsiones para el beneficio neto del tercer trimestre oscilaban entre los 495 millones de euros calculados por BBVA Bolsa y los 537 millones calculados por Deutsche Bank, por encima de los 494 millones del segundo trimestre y de los 460 millones del año pasado, informa France Press.

Total Fina incrementa su beneficio un 7%

Por otro lado, el grupo petrolero francés Total ha anunciado hoy un beneficio neto de 1.710 millones de euros en el tercer trimestre, lo que supone un incremento del 7% con respecto a los 1.600 millones obtenidos en el mismo periodo del año anterior. Según la propia compañía, el motivo de este incremento ha sido la subida de los precios de los hidrocarburos y al aumento de la producción.

Este resultado se encuentra en la parte intermedia de la horquilla de entre 1.600 y 1.800 millones prevista por los analistas para este periodo. El resultado operativo del grupo, excluyendo extraordinarios, aumentó un 4% entre julio y septiembre, hasta 2.939 millones, frente a los 2.824 millones registrados en el tercer trimestre de 2002. Los mejores resultados netos en comparación con los operativos se debieron a una reducción del coste de la deuda neta.

Asimismo, el grupo francés Total ha señalado que estudia ejercer una opción existente para adquirir algo más del 4% de la petrolera española Cepsa tras la disolución de la sociedad conjunta Somaen Dos, con lo que su participación ascendería a cerca del 49,3%, informaron fuentes de la compañía gala.

El director financiero del grupo, Robert Castaigne, afirmó hoy que la disolución de la sociedad conjunta a través de la cual Total controla el 8,3% de Cepsa tiene como objetivo "proteger los intereses del grupo".