Justicia

El juicio contra Quattrone se declara nulo por falta de consenso del jurado

Dicen los juristas que, de no obtener la absolución, lo mejor que le podría pasar a Quattrone es que se anulara el juicio. Ayer, sin embargo, las primeras declaraciones de su abogado, John Keker, fueron para expresar 'su decepción, porque Frank es inocente y este es el veredicto que queríamos'. Ocho de los 11 jurados (había una baja) contemplaban su culpabilidad, uno tenía dudas y dos le exculpaban.

Quattrone está acusado de obstrucción a la justicia y manipulación de testigos por solicitar a sus subordinados en Credit Suisse First Boston la destrucción de algunos documentos cuando el banco estaba siendo investigado por los escándalos de las colocaciones en Bolsa. El banco terminó pagando 100 millones de dólares en enero de 2002 en un acuerdo extrajudicial, pero su banquero estrella, Frank Quattrone, hasta su salida en marzo, acabó ante un tribunal en Nueva York.

La vista ha durado un mes, pero tras ésta el jurado se declaró hace una semana imposibilitado para llegar al consenso necesario para sentenciar. Tras varias admoniciones del juez Richard Owen, ayer volvieron a declarar que se encontraban en un callejón sin salida y el juez aceptó declarar nulo el juicio, el primero de los que han dado lugar las prácticas que alimentaron los excesos bursátiles de finales de los noventa.

El juicio se puede repetir si la fiscalía lo pide. Desde la acusación se apuntaba que se pediría la repetición cuando se barajaba la posible nulidad. Normalmente se valora antes qué es lo que ha dividido al jurado y si consideran que pueden cambiar esa percepción en un segundo juicio. La ventaja es para la defensa que ya conoce la estrategia de la acusación. El juez ha citado a las partes el día 5 de noviembre y la fiscalía dirá qué hará. Quattrone sigue siendo libre.