Cinco Sentidos

Casas en primera línea de golf

El precio de vivir junto al 'green' es elevado, pero la demanda es creciente

La primera línea de playa ha sido sustituida por la primera línea del campo de golf, de cara a lograr la atención de los inversores inmobiliarios, en especial los que destinan su ahorro o excedentes a la segunda residencia. Es una inversión en la que ha aumentado significativamente la oferta en los últimos años, especialmente en Marbella, Almería, Canarias y Valencia. Una de las características de las promociones de las viviendas unidas al green es su alto nivel, que se traduce en precios en la banda media-alta y alta de las zonas en las que están ubicadas.

No obstante, según los expertos, cuentan con mayor recorrido de revalorización que otros activos inmobiliarios: la oferta es creciente, pero la demanda aumenta en proporciones al menos similares. Y además de que estas promociones se están caracterizando por calidades cercanas al lujo, los emplazamientos en los entornos de los campos de golf elevan el precio del metro cuadrado entre un 25% y un 30% respecto a urbanizaciones similares sin estas instalaciones deportivas.

Son viviendas que están enfocadas a inversores no sólo españoles, sino de otros países europeos, por lo que intentan adaptarse a clientes que saben exigir. Por ejemplo, la superficie edificada es proporcionalmente mucho menor que en otras urbanizaciones. Este es un aspecto que destacan los promotores de Mosa Trajectum (Murcia), que afirman que sólo se edificará el 9% del terreno total, en el que prevén construir 1.500 viviendas, que van desde condominios (productos de inversión financiera por el que el comprador adquiere la propiedad de una vivienda, pero cede la explotación a la vendedora con una rentabilidad anual garantizada bancariamente) a apartamentos y villas.

Y cara a la posible revalorización de estos activos inmobiliarios, las mismas fuentes añaden que 'la propiedad en España resulta cada vez más atractiva, especialmente para los que se encuentran en edad de jubilación y buscan una inversión que les ofrezca un beneficio en términos no sólo de calidad, sino también de estabilidad financiera'. Estos promotores añaden que en Mosa Trajectum los precios se han elevado un 25% un año después de su inicio. Y un 70% de los 118 primeros apartamentos promovidos se han vendido antes de comenzar su construcción, circunstancia que eleva la rentabilidad de los inversores que optan por esa vía.

En este caso, como en casi todas las urbanizaciones de este tipo, la propiedad de los campos de golf permanece en manos de los promotores, que se quedan la gestión y se comprometen a que no se vendan y permanezcan como tales. Los propietarios de las viviendas tienen derecho a su uso por 25 años, con posibilidad de prórroga.

En la zona de Levante, la filial inmobiliaria de Bancaja, Cisa, se dio cuenta hace años de la importancia de tener un campo de golf junto a una urbanización, informa Javier Alfonso desde Valencia. Cisa cuenta con tres proyectos urbanísticos que incluyen la construcción de campos de golf en Castellón (Benicássi, Torreblanca y Peñíscola), así como otros dos en El Puig (Valencia) y Santa Pola (Alicante).

Vías para acceder al campo

Algunos de estos proyectos españoles cuentan, como es usual en los más glamourosos complejos urbanísticos-deportivos de California o Florida, con famosos deportistas que participan y promocionan las urbanizaciones. Es el caso de Mosa Trajectum. De él forma parte el futbolista holandés Johan Cruyff, que está construyendo allí un centro deportivo dirigido tanto a atletas profesionales como a aficionados. Contará, además de campos de golf, con instalaciones para practicar desde el paracaidismo, al polo y la hípica.

Uno de los green históricos de la Costa del Sol es la Quinta Golf, informa Encarna Maldonado desde Málaga. Promovido en 1988, se comercializaron 1.750 acciones a 30.500 euros cada participación. La crisis turística de los años noventa le afectó de plano y los valores estuvieron durante años estancados. Sin embargo, hacia 1995, coincidiendo con la revitalización del turismo, empezaron a remontar. El precio actual de las acciones, 15 años después de su emisión, supera los 90.600 euros.

Los derechos de juego unidos a las viviendas con green que dan los promotores a los propietarios pueden ser transmisibles a terceros y suelen cotizar al alza, especialmente en las zonas en donde hay pocas instalaciones.

VIVIENDA. Cuatro ofertas para disfrutar de este deporte

SAN JORGE (CASTELLâN)

Urbanización en la Costa del Azahar que forma parte del campo de golf diseñado por Bernhard Langer. Los apartamentos están al pie del campo. Los precios de los apartamentos oscilan entre los 84.000 y los 140.000 euros. Existe una segunda promoción con otras 72 viviendas.


Es uno de los últimos campos de golf que se han abierto en la costa de Málaga, en un complejo que cuenta, además de viviendas, con un hotel de cinco estrellas. En él se ha comercializado una tarjeta oro para pertenecer al club, que se puede adquirir aunque no se sea propietario de casas o apartamentos.

DESERT SPRINGS (ALMERíA)

Aquí se ofrecen apartamentos, chalés y cortijos en Cuevas de Almanzora. El precio medio para los dúplex es de 300.000 euros y de 400.000 euros para los cortijos. La urbanización que, según sus promotores, está inspirada en las instalaciones de golf de Arizona, ofrece dos campos.

Mosa Trajectum (MURCIA)

En esta promoción, los precios oscilan entre los 1.980 euros por metro cuadrado de los apartamentos a los 2.174 euros de los condominios. El coste de mantenimiento de la urbanización para cada propietario se eleva ahora a 700 euros al año. Se construirá también un hotel de cinco estrellas